viernes, 6 de septiembre de 2019

La frontera del arte.



Para mí, Galeano, es (en tiempo presente), uno de los grandes. Estos días, he recordado este pasaje de "El libro de los abrazos".










La frontera del arte

"Fue la batalla más larga de cuantas se pelearon en Tuscatlán o en cualquier otra región de  El Salvador. Empezó a la medianoche, cuando las primeras granadas cayeron desde la loma, y duró toda la noche y hasta la tarde del día siguiente. Los militares decían que Cinquera era inexpugnable. Cuatro veces la habían asaltado los guerrilleros, y cuatro veces habían fracasado.
 La quinta vez, cuando se alzó la bandera blanca en el mástil de la comandancia, los tiros al aire empezaron los festejos.
Julio Ama, que peleaba y fotografiaba la guerra, andaba caminando por las calles. Llevaba su fusil en la mano y la cámara, también cargada y lista para disparar, colgada del cuello. Andaba Julio por las calles polvorientas, en busca de los hermanos gemelos. Esos  gemelos eran los únicos sobrevivientes de una aldea exterminada por el ejército. Tenían dieciséis ańos. Les gustaba combatir junto a Julio; y en las entreguerras, él les enseñaba a leer y a fotografiar. En el torbellino de esta batalla, Julio había perdido a los gemelos, y ahora no los veía entre los vivos ni entre los muertos.
Caminó a través del parque. En la esquina de la iglesia, se metió en un callejón. Y entonces, por fin, los encontró. Uno de los gemelos estaba sentado en el suelo, de espaldas contra un muro. Sobre sus rodillas, yacía el otro, bañado en sangre; y a los pies, en cruz, estaban los dos fusiles. Julio se acercó, quizá dijo algo. El gemelo que vivía no dijo nada, ni se movió: estaba allí, pero no estaba. Sus ojos, que no pestañeaban, miraban sin ver, perdidos en alguna parte, en ninguna parte; y en esa cara sin lágrimas estaba toda la guerra y estaba todo el dolor. Julio dejó su fusil en el suelo y empuñó la cámara. Corrió la película, calculó en un santiamén la luz y la distancia y puso en foco la imagen. Los hermanos estaban en el centro del visor, inmóviles, perfectamente recortados contra el muro recién mordido por las balas.
 Julio iba a tomar la foto de su vida, pero el dedo no quiso. Julio lo intentó, volvió a intentarlo, y el dedo no quiso. Entonces bajó la cámara, sin apretar el disparador, y se retiró en silencio.
La cámara, una Minolta, murió en otra batalla, ahogada en lluvia, un año después"




¿Hasta dónde tenemos derecho a la información?, ¿nuestro derecho a saber, vulnera necesariamente el derecho a la intimidad de las niñas de Alcasser, de Julen Guerrero o de Blanca Fernández Ochoa?.

Poco o nada hemos mejorado desde que Nieves Herrero se sentó en un teatro a hacer  un circo de una tragedia.

Hay temas que NO deben ser tratados por personajes como Paz Padilla, NO, está fuera de toda lógica. 
Esta señora sirve para hacer la gracia, pero nunca, jamás para tratar un tema serio, es ignorante, imprudente y poco profesional.
¡Basta ya!, la información tiene un limite y se llama dignidad, la dignidad de quien ya no puede defenderse.







Descansa en paz, Blanca, que la tierra te sea leve, campeona.

jueves, 5 de septiembre de 2019

La libertad de amar.

"La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertadI así como por la honra se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres"

Miguel de Cervantes





Nada es comparable a poseer la libertad de amar. El amor es el sentimiento más noble que existe, y no entiende de colores, sexos o religiones.



lunes, 2 de septiembre de 2019

Versionando.

¿Os ha pasado alguna vez que se os mete una canción en la cabeza y os falta cantarla a voz en grito con un megáfono?.
Suele  ser una mierda , mi machaqueante (y absurda) melodía de hoy  ( y ahora, gracias a esta entrada,  también la vuestra) es:






Pobre pelooo, emergencia capilaaaaaaaaarrrrrrrrrrr





en la voz de Mario Vaquerizo, ahí es nada, que es pa salir corriendo, y no parar hasta que te de un flato.

Así que, ando como una loca escuchando en modo random  lo que el youtube tiene a bien enseñarme, (ahí a lo loco,  exponiendo mi integridad mental).


Y he llegado a esto, desconocía esta versión, pero me gusta mucho.No es que ella me caiga muy bien, (demasiadas florituras vocales, en general) pero aquí se ha controlado.







Y claro, ya he ido a buscar esta, que si la conocía. Me gusta el pellizco de la Niña Pastori cuando canta, los puristas dicen que no es flamenco, pero vamos, menos flamenca es La Rosalía y se ella misma se considera flamenca, unas veces, otras es latina), ¡en fin!










 Luego está esta (mucho intensito chupando cámara, pero bien)


 


Y la original:







Pues nada, que si se os ha incrustado en el cerebro mario Vaquerizo cantando (de nada), lo siento un poquito, pero ya me noto más acompañada en este trance.
Buen lunes (si  Mario Vaquerizo os deja)!