viernes, 22 de febrero de 2013

Y el Goya es para......

"Hola, me llamo Maribel Verdú y trabajo en el cine español, estoy casada con un empresario que tiene siete teatros, SIETE, mis amigos y yo nos dedicamos a hacer películas con el dinero de los impuestos de los ciudadanos, luego, si esos ciudadanos quieren verlas tienen que pasar por taquilla, abonarse a una tele de pago o comprar una copia original en su soporte favorito, porque las descargas son un crimen, ya sabéis.
También hago anuncios, de hipotecas del Banco Santander, por ejemplo, esta es una entidad líder en muchas cosas, desahucios sin ir mas lejos. Y fui imagen de el Corte Inglés, que es una empresa donde ni siquiera se permiten los sindicatos.
Ayer me dieron un premio Goya, por una película en la que matamos varios toros, mira que yo hice campaña para promover la adopción de galgos y eso....bueno, a lo que iba, que en los agradecimientos­, enfundada en un modelito de Raf Simmons para Dior y con joyas de Bulgari, denuncié este injusto sistema que roba a los pobres para dárselo a los ricos.
Molo un montón."

Esto anda por esas redes de Dios, ¿de verdad tenemos que aguantar que estos mamarrachos nos digan lo que tenemos que pensar?.
En general,  la gala fue un despropósito de principio a fin: Eva Hache, con un modelito imposible y un humor poco menos que trasnochado, el director de la Academia leyendo su discurso atropellao, la tonta de La Señora que va y se confunde y no contenta con la hazaña, no sólo no pide disculpas a los agraviados, si no que además hace mofa...
Y estos pseudo progres enfundados en modelazos que valen tres meses de hipoteca de cualquier familia normal, tienen la desvergüenza de buscar el aplauso facilón, hablando de desahucios.
Pues para la próxima, y dado que el sistema les parece tan injusto, que se pagen la gala de su bolsillo, que pongan las entradas más baratitas si quieren que vayamos a ver las pelis y no nos las descarguemos, que se vayan a la puerta de un banco a quemarse a lo bonzo, para protestar por los desahucios, pero que no hagan demagogia barata amparados en las brillantes luces de un escenario.
Que cosa más absurda tener que pagarles la gran vidorra a esta gente, mientras hay personas suicidándose porque los van a echar de sus casas. ¿Qué autoridad moral tienen ellos, para opinar del sistema?, ¿Cómo se permiten el lujo de opinar desde su atalaya de molo mucho porque soy artista?
No, ya no, no somos ese país de grandes acontecimientos, no somos un país de alfombras rojas y modelazos caro. No, desgradiadamente, somos un país de gente que pasan hambre, de personas que se quedan sin casa, de familias que lo están pasando realmente mal, de políticos corruptos, somos un país con una vergonzosa Familia Real que no tienen la delicadeza de no irse de vaciones, somos un país que retrocede cada minuto un paso más....
No nos podemos permitir estas frivolidades, no, no podemos.

1 comentario:

  1. Hablar muchas veces no cuesta nada, poner el hombro es otra cosas y así nos va...

    ResponderEliminar

Comentando que no criticando.