S.O.S

Estoy desaparecida y es que, fiel a aquello que me propuse de no quejarme, y a lo de  "si lo que vas a decir no mejora tu silencio, mejor calla.", he mantenido el tipo (un poquito solo), hasta hoy.
Como no tengo nada bueno que decir, ando calladita por las esquinas, aguantándome las ganas de gritar a los cuatro vientos,  lo ferozmente rodeada de idiotas que estoy.
Sirva este post para que mi vena no estalle de no hablar,  o para que, no me salga una úlcera o en su defecto, una embolia, que tampoco es bueno no quejarse.

Y como me planteo retos que luego no me da la gana cumplir, y temo por mi estabilidad mental, acudo a vosotros, como si este fuera el muro de las lamentaciones a quejarme de:


 - Los decibelios del tonito de voz de mis compis, es un a ver quién mea más lejos, en versión, a ver quién se desgañita antes.
 - Las cadenas de WhatsApp, a tope de faltas de ortografías, que sólo con un vistazo ya te sangran los ojos y que siempre-siempre son para acorralar al gobierno.
- Los ofendiditos que no han entendido que España desde hace muchos años es un estado aconfesional, y no, el coletas no tiene la culpa, de hecho era un bebé cuando se aprobó en la Constitución.
- La gente débil, que llora por todo, que no hace nada por mejorar y por mejorarse, ese tono de voz instalado en el pucherito eterno, me taladra el cerebro.
 - Los idiotas que celebran un triunfo de un equipo de fútbol, como si les fueran a mandar un cheque, poniéndonos a todos en peligro. Panda de anormales, si yo fuera sanitario, me iba de excedencia y os iban a atender los jugadores a los que tanto tenéis que agradecerles.
- La gente que no respeta la diversidad de creencias, de ideologías o de gustos y que no soportan la libertad ajena de elegir a quien amar.  Esto es, al fin y al cabo, una triste forma de involución, no sé ni por dónde empezar a pegar guantazos con esto.
- Los vagos que no tienen nada que hacer y andan siempre quejándose del calor, del frío, de la lluvia, de que les duele aquí y allí, y de lo cansados que están, no puedo, me dan ganas de sacar una katana para obligarlos a correr (por su bien).


En fin,  que yo lo de estar encerrada lo llevaba muy bien, me temo que a mi lo que me jode la vida,  es tener que socializar con tanto tonto junto.

Para compensar el momento estoyhastaelchichidetóya, os dejo mi último descubrimiento musical.

 


Comentarios

  1. Hola Alicia hoy has hecho un buen resumen de cómo es la realidad de ahí fuera creo que te has guardado algunas más .
    Mejor sería en vez de criticar buscar soluciones.
    Un abrazo y me he alegrado de leerte.

    ResponderEliminar
  2. El «si no tienes nada bueno que decir mejor no digas nada» hace tiempo que me lo aplico y la verdad es que me va bien, tanto para mí como con los demás.
    Interesante tu descubrimiento musical.

    Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comentando que no criticando.

Entradas populares