martes, 9 de diciembre de 2014

Vil vacío


“Educar la mente sin educar el corazón no es educación en absoluto.” 

Aristoteles


A estas alturas de mi vida aún no entiendo que haya gente que se mueva por su interés, por "lo que quiero ahora, en este momento".¿Esto no es más propio de una adolescente en un centro comercial,  que de señores con edad de ser padres?.
No entiendo qué clase de  educación han recibido, no comprendo la falta absoluta de empatía, personas emocionalmente ausentes,  masmemerezcos rídiculos sin un ápice de generosidad, desconcertantes charlatanes que no dicen nada, personas vacuas de palabras vanas y sentimientos nulos, corazones duros, vacío, vil vacío en sus penosas vidas, infelicidades eternas, incoherencias, egoísmos, soledades, tristeza al final, porque es lo único que tienen.
Paciencia es lo que necesito para no darle dos leches a alguien....


6 comentarios:

  1. Hola: ten paciencia. Una reflexión muy real que comparto contigo. Acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho la variedad de temas que tratas. En este momento me interesan mucho este tipo de reflexiones por lo que he creado un blog dedicado a los jóvenes y al uso que hacen de las nuevas tecnologías. Te invito a visitarlo: http://cativodixital.blogspot.com.es/ Si quieres seguimos en contacto. Yo ya me hice seguidora de tu blog.

    ResponderEliminar
  2. Ánimo un beso, es real lo que dices.

    Pero no hay que desanimarse.
    Y pensar que las cosas podrían cambiar...


    ResponderEliminar
  3. Esa realidad triste impacta y se percibe bien, es como una falta de ilusión en la gente y en el ambiente que veces puede ser muy duro de sobrellevar, beso.

    ResponderEliminar
  4. Ciertamente no sabemos dar tiempo al tiempo...

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Es totalmente acertada la reflexión que planteas. Actualmente vivimos en una sociedad en la que educar valores, y con esto me refiero a cosas tan sencillas como el respeto, la empatía o la sinceridad. Esto nos hace una sociedad más hipócrita e insolidaria, en la que cada uno va a lo suyo propio sin preocuparse por los demás (liberalismo extremo).

    Por suerte, nos queda la esperanza de saber, que no todos somos así...

    ResponderEliminar
  6. ¿Han sido las propias familias las que han educado en esa falta de valores a sus hijos?¿Lo siguen haciendo?¿Siguen dando todo hecho a sus hijos, con una excesiva sobreprotección y educación en el consumo?¿Seremos nosotros mismos los culpalbes de esta sociedad o, como dice 2 de julio, los que escribimos estas cosas de buena voluntad no somos así? Siempre tengo más preguntas que respuestas, pero, gracias por hacernos reflexionar.
    Gracias.

    ResponderEliminar

Comentando que no criticando.