miércoles, 11 de febrero de 2015

Palabras



A veces las palabras se toman la libertad de arañar el alma, a veces las palabras duelen por lo que son y por lo que dicen, a veces las palabras se olvidan, pero no lo que nos hicieron sentir.
Hay palabras que vuelan libres y nos sacan una sonrisa, hay palabras que no se dicen y que mueren al filo de la boca de quien por cobardía calla, ¿dónde van las palabras que no se dijeron nunca?, ¿perecen  con el sentimiento que no se muestra?.
Dicen que hay palabras que no dicen nada y silencios que lo dicen todo, ¿que sería de nosotros sin las palabras?.
¿Qué sería de "mi" sin un "ti"?, ¿Qué sería de "nosotros" sin un "te quiero"?.
Hoy pienso en todas aquellas palabras que no dije, en lo que callé y en lo que hablé de más, ¿dónde estarán todos esos sentimientos que no expresé?, ¿dónde quedan esas emociones que no transmití?.
Se quedaron dormidas en la frontera de un beso o de un abrazo, se fueron para no volver y con ellas lo que nunca fui capaz de sentir.
Gracias a las palabras, podemos crear universos, explorarlos, sentir y hacer sentir, recordar, emocionar, dañar, curar, aliviar los dolores del alma y transmitir emociones.
¿ No estaría bien que antes de hablar pensáramos un poco en lo que vamos a decir y en lo que vamos a callar?.

Elegir las palabras adecuadas en cada momento es un ejercicio que nos puede transformar la existencia o abrirnos la puerta a escenarios interiores y exteriores que jamás hubiéramos imaginado. 
(A. Rovira)

4 comentarios:

  1. Las palabras pueden son muy importantes y el modo en que se dicen. Una palabra te puede alegrar el día o te llenarte de tristeza. Un abrazo Alicia.

    ResponderEliminar
  2. Ante la duda, mejor callarse. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Muy lindo el extracto con el que cierras el post. Espero que pronto puedas superar todo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hay que ser parco pero claro en las expresiones...

    Saludos

    ResponderEliminar

Comentando que no criticando.