jueves, 19 de mayo de 2016

El sirope

Esto de la operación biquini se nos va de las manos. De todos mis amis, soy la única que le importa un pimiento estar delgada para cuando llegue el momento de enseñar carne, es que no tengo voluntad, y de verdad que este año, los cuarenta (y las hormonas) han decidido dejarse ver por mi tripita.
Así que, se acabó lo de salir a comer, porque estos andan con la dieta de sirope de arce (que consiste básicamente en tomar sirope con guindilla y sólo eso).

¿Qué va  ser de mi?, ¿adelgazaré por los efectos colaterales de la dieta del sirope de mi gente?
¿Y si lo pruebo?
No concibo la vida sin un poco de chocolate a media tarde o unas galletitas con leche antes de irme a dormir, yo no, yo no me pongo a dieta, si tengo tripi, me compro un bañadorfaja, como dicen en un anuncio de salsa ligera (curiosa la publicidad), la vida ya es bastante complicada para andar contando calorías.
Yo a mi misma me lo digo...



Que me niego a sufrir por esto, que no me compensa, que he vivido toda la vida comiendo lo que me ha dao la gana y ahora, ya no es lo mismo, se me nota, se me nota, ¡ains vaya que si nota ya la puta edad!, bueno que no, que me da igual, que no me afecta, ¡voy a estar yo siete días tomando el brebaje extraño, na más…amos hombre!
Esto lo digo ahora, el día que me vea bajo la delatora luz del sol las carnes blancas, me querré morir,  pero como todo el mundo anda de operación bikini, yo no, yo paso.


4 comentarios:

  1. Yo estoy màs fkaca porque tengi problemas digestivos.
    Pero me gustaría engirdar un poquillo . No me veo bien así.

    Así que me llevo un poco de tu chocolate. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ojala tuviera participacion economica en la industria Diet je je
    Cariños

    ResponderEliminar
  3. Yo en esta vida quiero ser feliz, en la otra ya seré flaca. Saltos y brincos

    ResponderEliminar

Comentando que no criticando.