martes, 10 de mayo de 2016

Gracias

Hoy me he levantado dando un salto mortal 

he echado un par de huevos a mi sartén 
dando volteretas he llegado al baño 
me he duchado y he despilfarrado el geeeeelllllllllllll








Pues la verdad es que el salto mortal ha sido un micro infarto que me ha dado cuando ha sonado el despertador y del susto casi me caigo de la cama, lo de las volteretas no creo que a estas alturas de la película, mis huesos soporten una sola voltereta y lo de desayunar huevos, vamos a quedarnos con la metáfora del propósito de echarle lunares a la vida, porque recién levantada como que no puedo comer nada y menos frituras…
Así que, después de vestirme con ropa de verano, (en el mismo momento en el que yo hago el cambio de armario, pega un apretón de calor o se pone a llover demencialmente según lo que toque o no, porque en realidad es justo lo que no toca),  he bajado la basura y he visto unas nubes negras, que me he acordado  de doña Lola Flores, eslomismoqueunnublaodetinieblaypedernáaaaaaaa, que me han entrado ganas de encerrarme en un bunker de esos preparados para la llegada de un ataque nuclear, desastre natural o de un ataque zombie.
Pero en vez de usar la técnica del avestruz, me he dejado puestos los zapatosdelamuerte que me aprisionan los callos (porque sí, yo tengo callos, hasta en las mejores familias pasa…), y me he dispuesto a enfrentar un día más.
Porque al fin y al cabo,  lo del frío que me atraviesa hasta el alma, (no hay que olvidar que voy de un entretiempo muy light) y que el cielo amenace con abrirse y deje pasar el enésimo diluvio universal o un castigo celestial en forma de plaga,  y que haya limpiado las puñeteras ventanas (justo ayer, una y no más Santo Tomás) son sólo anécdotas, porque yo soy como la montaña (subida en los únicos zapatos cerrados que no estaban en el sótano y que me van a dejar los pies para donarlos a la ciencia) que soporta impertérrita la lluvia, la nieve, el frío,  el viento y el sol implacable del verano del sur.


Sí, yo soy como el junco que se dobla y sigue en pie, no voy yo a venirme pa´tras en mi mundo zen por una tontería de día negronegronegrísimo, porque total, que llueva es bueno pa mis plantas, que por otra parte están al borde de la muerte por engüanchinamiento , y además la lluvia es buena porque ayuda a crecer a los vegetales que luego nos comemos, “gracias Lluvia, gracias Sol, gracias Madre. 
Nada, mi mundo de equilibrio no se inunda (atención a lo bueno del chistontodeldía) porque el pelo se me encrespe y me haya dejado el paraguas en el coche (por cierto dónde Cristo dio las tres voces), y no me haya puesto calcetines, porque en el calendario,  en el Corte Inglés y en mi armario, es primavera, no pasa nada, nada  de nada, porque la Lluvia es alegría.


Gracias Lluvia por existir. Y muchas gracias por decidir venir a honrarnos con tu presencia en el mes de mayo, cuando en todo el invierno no te has dignado a aparecer, pero no es un reproche, eh??
Es sólo que ahora que formo parte del mundo espiritual, y hago meditación y estoy en contacto con todos los elementos, ya me podías haber enviado una señal, para que no se ocurriera guardar los abrigos…
¿Cómo? ¿Qué? ¿Que cuando guardé la ropa llovía?, ya, pero pensé que era un día…ahhh que esa era tu señal…vaya por Dios, pues no lo pillé….jolines…mandadme señales facilitas, que no me entero…pues nada, gracias lluvia por venir y contribuir a mi futuro (inmediato) resfriado…seguro que es para bien, tipo conocer a un guaperas en la sala de espera del médico o algo ¿a que sí?, de todas formas, no importa si llueve fuera si la luz del sol habita en mí (hay que ver lo mística que estoy...)
Gracias!!!



7 comentarios:

  1. Así es Alicia, te felicito, hay que ser agradecidas. Con agradecimiento todo fluye maravillosamente!
    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. Que buena eres contando la realidad. Pero no te sulfures que estamos más de una con el mismo plan (el de haber cambiado el armario) jajaja, pero nada a esperar que salga el sol. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Veo que los cambios de armario en todos los hemisferios fue un fiasco
    Por aca entrando el otoño nos dispusimos a ir usando prenditas mas calentitas pero zassssss aparecio un frio polar de golpe, que no se va y parece que seguira hasta el proximo veranoooooooo y nos ca.....a todos
    Te entiendo
    Cariños

    ResponderEliminar
  4. Me haces reír y eso es estupendo y de agradecer, menos mal que no estaba en la calle se me hubiera llenado la boca de agua porque llueve que cuando llega al suelo rebota. Se feliz!!

    ResponderEliminar
  5. Nunca llueve a gusto de todos...

    Saludos

    ResponderEliminar

Comentando que no criticando.