viernes, 4 de diciembre de 2015

El bosque de Niebla

Hay días en los que perderse un poco,  más que una alternativa debería ser una obligación.
Hoy  la mañana está para desaparecer, para pasear por un bosque, si móviles, sin prisas, sin nada en la mochila.
No hace falta que me vaya muy lejos, en el Parque Natural de los Alcornocales en Cádiz hay un lugar encantador. “El bosque de Niebla”.







Los fuertes vientos de Levante chocan con las cumbres de las sierras del parque y provocan una espesa niebla en las zonas altas.
La vegetación amortigua los sonidos y sólo se oyen 
las ramas mecidas por el viento o el crujir de las hojas al pisarlas.
El silencio es sobrecogedor, la flora se engalana en esta especie de mosaico multiforme en continuo cambio, que merece ser conocido y conservado. 
El  paraje no parece real,  es como un escenario de cuento, como si de repente los elfos y las hadas que habitan en todos los bosques fueran a salir a darte la bienvenida a este lugar encantado y encantador, perfecto para desconectar.


Eso sí,  bien abrigada y con algo en el pelo que con la humedad, al final termino pareciéndome a la ovejita Dolly. Me iría sola, o ¿no?, bueno mejor me guardo con quien me gustaría ir.
Después, un chocolate caliente en una cabaña, junto la chimenea, si, definitivamente es un buen plan.
¡Buen fin de semana!

4 comentarios:

  1. Promete, no se como debe ser pasar una noche en ese bosque pero me he quedado con la tentación. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Seguramente no te lo vas a creer, pero este comentario lo escribo desde una cabaña, al calor de una chimenea, en el parque natural de la sierra de Guadarrama en Madrid, no tengo chocolate, pero si un carajillo humeante y todo esto, después de un largo paseo por un paraje de cuento con la persona que quiero. ¡No es broma!

    Un cariño, Alicia y que encuentres tú país de las maravillas.

    ResponderEliminar
  3. Qué bonitas fotos. Un beso.
    Buena semana.

    ResponderEliminar

Comentando que no criticando.