viernes, 13 de junio de 2014

Somos unos ignorantes

Cuanto más estudiamos, más descubrimos nuestra ignorancia.
                                                                  Percy Bysshe Shelley
















¿Cómo es posible que aún no sepamos explicar estas cosas?.

¿Es posible que nuestros antepasados tuvieran conocimientos más avanzados?

¿qué sabían los antiguos egipcios que desconocemos?
¿qué representan lo Moais de la Isla de Pascua?
Nos queda tanto por aprender que es simplemente vergonzoso que vayamos con tanta soberbia con respecto al futuro, cuando aún no sabemos explicar el pasado.

martes, 10 de junio de 2014

Ommmmmm mani padme hummmmm


Hoy estoy dispuesta a enfrentar el día con un poco de calma y rollito zen, que veo que tengo a la blogesfera un poco asustá (yo también me cabreo a veces, lo que me jode es que me tomen por tonta). 
Pues eso, que nos quedamos con una maravillosa reflexión que prometo tener en cuenta; 



En realidad, uno no sabe qué pensar de la gente. Si son idiotas en serio, o si se toman a pecho la burda comedia que representan cada  hora de sus días y sus noches.
                                                                                            Robert Louis Stevenson







Ya no pienso más ni malgasto un sólo segundo en hacerlo, el que no quiera o no le guste lo que hay, pues puerta!!


om mani padme hummmmm.....






domingo, 8 de junio de 2014

El equilibrio...

Salgo el viernes de la ofi con dos bolsas de basura (de los chinos) hasta arriba de botellitas pequeñas de agua (ne me fío de que mis compis las lleven al contenedor amarillo, ya les cuesta echarlas en el que he puesto, perfectamente señalizado, con su dibujito y todo...) pues eso, con dos bolsas de basura (todo glamú) y de repente, lo veo.
El hombre. El guapo entre los guapos, con su sonrisita tímida, su barbita estudiadamente descuidada, su pelo de surfero guapo y esa mirada de ermitaño, que es que me trae loca...
Yo reciclo, llevo el aceite de la freidora a un contenedor especial, guardo los tapones de las botellas, utilizo productos de limpieza bajos en fosfatos, llevo mi bolsa de rafia a la compra ¿y así es como el Universo decide recompensarme?, ¿permitiendo que el guapo me vea con las bolsas de basura de los chinos?.
 No, así no es como se equilibra el Universo, esto no funciona así...
Cargada de bolsas de basura, tirando de los cartones y arrastrando las sandalias, porque no podía más...¡coño, esto se avisa!, y  me pongo derechita, dejo las bolsas negras pa otro momento y me peino...¡no se puede ir tranquila por la vida!.
No me convence esto del equilibrio del Universo, va a ser que no...

jueves, 5 de junio de 2014

¡Soy un genio!


Si. He llegado a esa conclusión por unos artículos que he leído. También por las señales que emite la gente que está a mi lado (acojone, falta de compresión, negatividad, no-aceptación de la realidad...).
Y es que según este artículo

Los inteligentes tardan más en dormirse

el motivo por el que tardo en dormir, y duermo poco, es porque soy muy inteligente, toda la vida pensando que era el café, la coca-cola o la ansiedad y ahora resulta que lo que no me deja dormir es la inteligencia...
Por eso paso las noches en vela, que tan pronto leo, como me tomo una tisana, como veo la tele tienda, y es mi capacidad intelectual la que no me deja dormir, siempre he sospechado que estaba por encima de la media, pero esto ya es un hecho, ¡que maravilla!.
Ahora ya sólo me falta como canalizar tanta inteligencia para algo útil, ¿seré capaz de calcular con mil operaciones de combinatoria los números de la primitiva?, ¿inventaré un algo súper útil?, ¿conseguiré que Rosa Benito vuelva con Amador?, estoy llamada a algo grande, lo presiento.
Lo tengo que estudiar bien, esta noche cuando no pueda dormir pensaré en la forma de hacer rica con mi intelecto.
Hay algo más; si, no sólo iba a ser lo de no dormir, si yo digo que soy un genio es porque lo tengo contrastado con más de una fuente;
¿Te distraes con facilidad?

Pues sí, me distraigo mucho. De siempre me han dicho : "sesta niña, todo el día pensando en las musarañas", y resulta que no eran las musarañas; era mi exceso de materia gris la que me hacía (y me hace) estar en las nubes.
¡Es increíble soy un genio y nadie se ha dado cuenta!
Voy a pensar (si soy capaz de concentrarme un ratito) en cómo sacar provecho de esta, mi nueva condición de superdotada....