viernes, 20 de diciembre de 2013

Que difícil es estar mona!!!

Como os conté,  este verano en una tarde de sopor y aburrimiento estival me fui a la pelu y pedí un corte a lo Terelu. El corte Terelu
En ese momento la peluquera debió haber pedido que me encerraran en un centro o algo, pero no lo hizo, y después de cortarme el pelo, me largó que no me podía hacer el mismo peinado, porque mi pelo es rizado y además tengo  bastante más cantidad...
Bueno, que me voy por los cerros de Úbeda como las abuelas, el caso es que ya ha pasado el tiempo y me ha crecido un poco (lejos quedó aquella otra experiencia fruto de la crisis de los 40 en la que me pinté el pelo de un color tan oscuro que parecía que Geordie Dann se hubiera reencarnado en mi persona, que diría la siempre humilde Panto).
Como iba diciendo, que me disperso, como tengo el pelo, más que rizado, desordenado, me compré un rizador de esos facilones (me ha costado un par párrafos llegar a esta parte, que es a dónde quería llegar).
 Me ordeno un poco el pelo tooodos  los días y me pongo los rizos para el lado que me viene bien para no parecerme a José Mercé. Esta mañana, no sé si es que estaba dormida o he tenido un momento de "my mind went blank" o no sé qué puñetas me ha pasado, que me he notado durante unas eternas milésimas de segundo algo muy caliente sobre la frente, he retirado rápidamente el aparato ese de matar, pero era tarde, ya olía a carne chamuscada...
Me he maquillado, pero se me ve el parche rojo y ahora mismo estoy notando una especie de escozor en la frente y sí, es como un latido, como el recuerdo absurdo de lo pava que puedo llegar a ser.
Como todo en la vida puede empeorar (mejorar también, pero ese es otro tema) os pongo un video de una muchacha que es más torpe que yo.










jueves, 19 de diciembre de 2013

Cambios...

"Para cambiar tu vida por fuera debes cambiar tú por dentro. En el momento en que te dispones a cambiar, es asombroso cómo el universo comienza ayudarte, y te trae lo que necesitas”
                                                      Louise Hay
Pues dicho queda!!!!

lunes, 16 de diciembre de 2013

Insultos

Que a estas alturas en país supuestamente civilizado una familia entera muera por consumir productos caducados supuestamente rescatados de un contenedor es cuanto menos vergonzoso, pero que, desde el gobierno pidan calma y prudencia es, a todas luces, insultante.
Que la familia real sea un ejemplo de vagancia y choriceo, es para salir corriendo, que todo quede en una anecdota y la justicia no sea igual para todos en un claro insulto a la inteligencia de todos los españoles.
Que tengamos que ver la penosa y petulante foto-felicitación de los princípes de Asturias y familia, mientras que hay niños pasando hambre en la misma ciudad, es absurdo.
De verdad que me faltan palabras para expresar lo absurdamente ridículo que es todo esto.
A ver si puede ser que este año el patriarca-borrachín se ahorre el discurso, o decida donar lo que va a costar el falso-directo, a una ONG, o salir a la puerta del palacio y poner unas mesas llenas de comida para los sin-techo y que en vez de escuchar tonterias Reales, veamos como los parásitos de turno se arrancan los Varelas, los Valentinos y los Chaneles para abrigar a los demás.
¡Que cruz de país!

Consumismo nuestro de cada día

En estas insufribles fechas, la gente, todos, consumimos mucho más de lo que nos podemos permitir, ni crisis, ni san crisis.
Van los carros por el Carrefour, hasta arriba de jamones, langostinos, polvorones, anís, cava y demás historias navideñas, y es que, parece que no comemos en todo el año.
Es como si sólo se nos permitiera comer en esas dos semanas.
Si fuéramos un poco menos tontos, compraríamos los langostinos a partir del 5 de enero infinitamente más buenos y más baratos, pero claro, ahí estamos nosotros, ¡pobres necios! pagando unos langostinos a precio de oro, cuando al cabo de tres semanas van a estar a la mitad.
Consumimos cualquier cosa, unos zapatos, un perfume, un teléfono móvil, un cuerpo estilizado...
¿A alguien se le ha ocurrido pensar en la proporción de bibliotecas y gimnasios de una ciudad cualquiera?. Es absurdo, no tengo nada contra las personas que con mucha voluntad se matan a trabajar en el gimnasio, pero ¿no deberíamos trabajar además del cuerpo la mente?.
¿es lo único que nos importa?¿quién quiere ser un difunto delgadito?.
-Uy! sí! estaba fantástica ella en el féretro, monísima, ni una arruga, ni un poco de celulitis...!.
En la antigüedad, una metrópolis medía su riqueza con las de al lado por sus catedrales, ahora las catedrales son los centros comerciales.
Antes, uno se iba a pensar a la playa, al campo o a la iglesia, ahora nos vamos al centro comercial a pagar a crédito y a gastar lo que no tenemos, para que a final de mes, cuando llegan los cargos ala cuenta, nos encontremos con que no podemos pagarlo y lloremos desconsolados y volvamos al centro comercial a quitarnos la pena gastando...(o comiendo en un Burguer, para luego quemarlo en el gimnasio).
Pero ¡que fauna de tontos, arrastraos somos!.
Las multinacionales nos incitan a gastar, nos llevan a una espiral de consumismo absurda, que nos hace sentir peores personas si no usamos la misma colonia que el famosillo de turno o si no bajamos a tirar la basura con el mega móvil.
Vamos a una tienda por hacer tiempo, por despejarnos, o por mirar qué cosas existen en el mercado y las vendedoras y vendedores con sus falsas sonrisas comerciales se te acercan como buitres a su presa para ofrecerte ayuda.
Ayuda con las tallas, con los colores, con las texturas, con los olores....¿para qué? ¿se supone que no sé comprar sola?.
Si necesitara ayuda, si de verdad necesitara ayuda, la pediría, ¿no?.
 A Sócrates, filósofo griego, también  le gustaba descansar su cabeza recorriendo el centro comercial de Atenas. Cuando los vendedores lo asediaban, les respondía: ...¡"Sólo estoy observando cuántas cosas existen que yo no necesito para ser feliz"!.
Pues a partir de ahora cuando me acosen en las tiendas diré : "Estoy haciendo un paseo socrático", seguro que no se me vuelve a acercar ninguna vendedora ávida de comisiones.

jueves, 12 de diciembre de 2013

Aprendiendo algo nuevo cada día

Un misterio para aquellos que intentan descifrar su significado, para otros una fuente de inspiración, pero ¿Cuál es la verdad tras ellos? Nadie lo sabe a ciencia cierta, sin embargo, sí sabemos algunos datos interesantes como los siguientes.
1) Olvidamos el 90% de los sueños. Durante los primeros 5 minutos podemos olvidar la mitad y en 10 minutos olvidaremos el 40% más de nuestros sueños.

2) Las personas ciegas también sueñan. Si  alguna vez  vieron imágenes, podrán verlas, pero si al ceguera es de nacimiento,  sus sueños serán vívidos y entrarán en juego el oído, el olfato, el tacto y la emoción.

3) Todo el mundo sueña. A menos que se sufra un trastorno psicológico extremo, no tiene caso negarlo,  todos soñamos.

4) En nuestros sueños sólo vemos rostros de personas que ya hemos visto antes. ¿Cuántos rostros hemos visto? Cientos de miles y todos y cada uno de ellos están registrados en nuestro cerebro que pueden ser usados como personajes en nuestros sueños.

5) Hay quien sueña en blanco y negro. Según estudios 12% de las personas sueñan exclusivamente en blanco y negro. Aunque antes de 1950 los porcentajes eran totalmente diferentes pues la mayoría soñaba en blanco y negro. La diferencia, sugieren los investigadores, tiene que ver con el cambio de la película en blanco y negro y la televisión a los medios del color.

6) Dominan las emociones negativas. La emoción más común experimentada en los sueños es la ansiedad. Las emociones negativas son más comunes que las positivas.

7) Los animales también sueñan. Se han hecho estudios sobre diferentes animales, y todos ellos muestran las mismas ondas cerebrales durante el sueño que los humanos.

8) Parálisis corporal. Durante una etapa del sueño (REM) el cerebro paraliza el cuerpo con el fin de evitar que los movimientos que se producen en el sueño los realice el cuerpo.

9) Incorporación. Los sonidos que se producen a nuestro alrededor mientras soñamos se integran en cierto modo a nuestros sueños.

10) Los hombres y las mujeres sueñan de forma diferente. Los hombres tienden a soñar más sobre otros hombres. Alrededor del 70% de los personajes en el sueño de un hombre son los otros hombres. Por otro lado, el sueño de una mujer contiene casi un número igual de hombres y mujeres. Aparte de eso, los hombres suelen tener emociones más agresivas en sus sueños que las mujeres.

O sea, que algunos soñamos en blanco y negro (yo, la verdad, es que no lo sé),  tenemos emociones negativas, estamos como paralizados, reproducimos rostros de personas que ya conocemos, (eso de soñar con el hombre de tu vida es una chorrada..), hasta en sueños somos diferentes ¡viva la igualdad!, si soñamos algo bonito, lo olvidamos y si te quedas dormido viendo Sálvame, corres el riesgo de que Belén Esteban aparezca en tus sueños...
Vamos que lo de soñar al final,  no es, ni de lejos tan maravilloso, no???

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Pensemos pues...

Estos días con lo del puente no me ha dado ni para la reflexión de los lunes; pensemos pues hoy miércoles.
"Cuando alguien me ha ofendido trato de elevar mi alma muy alto para que la ofensa no la alcance"
                                                                                  René Descartes.