viernes, 30 de octubre de 2015

Rita the singerwoman

"La paz no es la ausencia de conflicto, sino la presencia de alternativas creativas que nos ayuden a solucionar el conflicto" 
                                                                                                                   Dorothy Thompson 




En estos días de prohibiciones alimenticias, de familias desahuciadas, de refugiados de guerra, de políticos en campaña, de desesperanzas, de niños que mueren a manos de sus padres, de mujeres maltratadas hasta la muerte, pienso que no hay mayor pobreza que la pobreza de espíritu, que no hay peor atrevimiento que el del ignorante, que no hay mayor conflicto que el que nos creamos nosotros mismos.
Por eso,  mi propósito del fin de semana es no dejarme influir por las personas tóxicas que buscan una guerra facilona, no entrar al trapo,no discutir, no vengar mi dolor ni el de los míos, no llorar,ni perder un sólo segundo de mi vida en tratar de arreglar lo que está roto. 
Por mi parte, los conflictos, las preocupaciones, los insomnios y las tristezas, se las dejo a Rita the singerwoman.
Buen fin de semana!

jueves, 29 de octubre de 2015

La ceguera de la maternidad

No  soy yo ejemplo de nada: mi vida es un cuadro y yo misma soy otro. 
Pero es que estas madres, supermadres, megamadres, que parecen que estén postulando al título de madre del año, me sacan de mis casillas (en realidad, siempre estoy al borde de algo).
Los niños (con once años) se van de excursión para volver en el día, y ahí están ellas: esperando a ver cómo sus vástagos se  suben al  bus, para decirles adiós con la mano, como si se fueran los niños a Kosovo, dándoles un  besito en la fila (aquí el niño se pone como una amapola y le dice con un hilo de voz: “mami, por favor”), recordándoles  lo  que llevan en la mochila, que se abriguen o se desabriguen según tengan frío o calor, que beban si tienen sed, que coman si tienen hambre.
Pero, ¿es que no ven que es absurdo? , ¿ no se dan cuanta que estamos creando una generación de blanditos?
He llegado a ver con estos ojitos que se ha de comer la tierra, a una madre subirse al bus , y decirle al conductor que tenga cuidado con los niños, para luego, no contenta con la hazaña, encargarme (yo iba a esa excursión) que lo vigilara, no se fuera a tomar ni una cerveza  (palabrita de Alichita).
A ver,  que los niños son mayores, que tienen que vivir y equivocarse y pasar frío, y echarse la botella de agua encima y pasarse el día mojados, que tienen que pasar calor, que se tiene que  resbalar, y revolcar en el barro, ¡coño,que tienen que  vivir!.
Vivir la infancia,  porque pasa volando para ellos y para nosotras, reírse sin preocupaciones, disfrutar de la vida ahora que los problemas del mundo adulto no los devoran por dentro, que si se rompen una pierna, se escayolan y estarán felices de ser los protas un par de días, que no pasa nada, que son niños, y tienen la obligación  de ser felices (ellos que pueden , que tiene la suerte de vivir en esta lado del planeta), que la vida son dos días y que la absoluta inocencia que tienen ahora,  se pierde para siempre, que sean niños, y que hagan lo que les de la santa gana (he dicho).

Y ya esto de los exámenes, (killing me softly): 

-Supermadre: mañana tenemos examen, no?
-SuperYo: no sé, yo no me examino de nada, ¿de qué es el examen?
-Supermadre: ¿no te lo ha contao tu hijo?
-SuperYo: mi hijo pasa, de contarme cuándo tiene examen, corre el riesgo de que lo ponga a estudiar…
-Supermadre: ¿no le pones tarea?,¿ no le tomas la lección?, ¿no hacéis simulacros de examen?
-SuperYo, (sintiéndome la peor madre del mundo y en un hilillo de voz) no….

En fin , que lo mismo se encaman con el niño y la novia o con la niña y el novio…
Se de una que el día que la niña diga que tiene novio, pide tres días de luto nacional , porque le da un chungo.
Ainsss, de verdad, que estos son los que nos tienen que pagar las pensiones, ¡coño!
Vamos a intentar que sirvan pa algo, ¿no?, ¿o los convertimos en Kikos Riveras, Ylenias y Chabelitas?
Esta canción no tiene nada que ver con nada, pero como a mi hijo le encanta esta versión ,¡ahí va!







Paz y amor, ¡que me pongo ennerviá!.


miércoles, 28 de octubre de 2015

Con mil soles






"El verdadero sentido de la vida, estriba en la lucha. El triunfo o la derrota están en manos de los dioses. 
Así pues : 
¡Celebremos la lucha!"

.



Canción del guerrero swahili.








A veces la vida te envía una señal,  te da un sustito, para que estés alerta, para que te despiertes y te enteres de que nuestra única misión es  hacer felices a los demás y vivir.
A veces,  ante una llamadita al orden, no sabemos qué decir, ni cómo actuar, no sabemos cómo reconfortar al que sufre, ¿sirven las palabras?
A veces las palabras se permiten el lujo de arañarte por dentro, a veces curan heridas, a veces tranquilizan y otras te arañan el alma y te destrozan por dentro.
Porque en una palabra puede ir encerrada toda la bondad del Universo, y quien la recibe siente que no está solo,  el alma se alegra y se pone en pie, la piel se eriza, los ojos se inundan y se cierra la garganta.
Porque puedo escribir millones de palabras para reconfortar un alma atribulada, pero lo que me gustaría de verdad es poder evitarle este momento tan difícil.
Porque  con la luz de mil soles, con la fuerza de mil caballos, con la fe  inmensa de que todo estará bien, con la seguridad de que todo se puede, se podrá, seguro.
Porque no hay nada que no se pueda lograr con fe y esperanza.

martes, 27 de octubre de 2015

Una tila (alpina), "porfi"

Estoy atacá, estoy atacá! 
Estoy atacá, 
mal palo en las costillas a ti te den, 
riapitá, mira que estoy atacá, 
por los traguitos que tú 
me haces de pasar. 
Cogé la puerta, 
estoy na más deseandito, 
riapitá, mira de cogé la puerta, 
y al salir, ¡salir corriendo como las locas! 
Estoy mala de los nervios, 
¡estoy mala de los nervios! 
¡Ay qué hartura, Dios mío, 
riapitá, mira que me voy a la calle a pegar chillíos...!"



Sevillanas de los bloques, Martirio



Pues eso digo yo, que me voy a la calle, a pega chillío, porque como empiece a dar leches, la vamos a tener.
Como dice mi ami, "te rodeas de lo mejorcito", sí, lo mejorcito de cada casa, ¡manda cojones!, al menos me queda el sentido del humor, porque si encima lo pierdo y me convierto en una estúpida, no me queda nada.
Pues eso, que si me veis en la calle, como las locas gritando o abrazada a un árbol, o charlando sola, o dando carreras al más puro estilo "¡Corre, Forrest, corre!" es que porque me estoy aguantando las ganas de liarme a patás.
¿Qué, me tomo una tila o algo?, ¿no?, alpina, que seguro que la alpina me sienta muy bien.
Pero que en el fondo estoy zen, en serio...







lunes, 26 de octubre de 2015

Idiota




"Dime de qué presumes, y te diré de lo que careces".


Eso mismo. Esas chaquetas, esas camisas planchaditas, ese aire de marquésdevillaquisiera, y resulta que eres un mierda, (es que no hay más apelativos, eres un mierda).
Nos impresionamos por cuatro palabras bien dichas, por una bonita corbata, por un impecable corte de pelo, y al final, el sujeto en cuestión tiene menos clase que Torrente.
Lo grave es que este tipo de idiotas se deben pensar que somos tontas y que no nos a enteramos de nada,
Me alegra decir ( diría que lo siento, pero sería mentir) que tengo mis recursos y no soy ni un poquito tonta, y las veo venir.



Tanta palabrería, tanta vehemencia en la defensa de los antiguos valores de caballerosidad y saber estar, tanta patraña, tanta reverencia, tanta anemia educacional, tanta desvergüenza, tanta y tanta vacuidad.

Pero tontos, tontos no quedan y la gente os ve venir, patéticas caricaturas humanas, idiotas incapaces de asumir la realidad, veníos a menos, posturitas del bien hablar y del no saber comportarse, quieroynopuedos, charlatanes vacíos, idiotas, desgraciaos, revanchistas de la mentira, absurdos solitarios que por no tener no tienen ya,  ni tontos que les bailen el agua.
A veces, sólo a veces lo que pasa, pasa por algo, y a veces, sólo a veces,  tienes lo que mereces (mírate a ver qué tienes)
Ahí lo dejo.

viernes, 23 de octubre de 2015

Perdón

"El perdón es una decisión, no un sentimiento, porque cuando perdonamos no sentimos más la ofensa, no sentimos más rencor. Perdona, que perdonando tendrás en paz tu alma y la tendrá el que te ofendió".
                                                                                                              
               
                                                                                                                       Madre teresa de Calcuta


Particularmente, necesito poder vivir en paz, poder levantarme cada mañana y no tener el vacío de una ofensa en mi interior, poder vivir con la libertad y la ligereza de las personas que no tiene nada que les pese.
Y aunque me hayan hecho daño, prefiero perdonar, porque el rencor es un lastre que me impide avanzar, y yo no quiero perderme nada, aún estamos a tiempo de borrarlo todo y soltar las ataduras que nos estancan. 
Así pues, perdono; los desagravios, las faltas de consideración ,lo errores, los tuyos y los míos, el dolor y las angustias, perdono porque me perdono.
¡Buen fin de semana!  



lunes, 19 de octubre de 2015

Cositas que me ponen nerviosita.


Sí,  soy quisquillosa, y con los años más. Y me temo  que esto ya  no tiene arreglo.
- Me ponen nerviosa las madres que hablan en primera persona del plural de los exámenes de los niños.  En serio,  ¿os vais a encamar con la novia del niño también?
- Las que no se tocan el pelo ni se cambian de perfume, porque es “su personalidad”.  Afortunadamente, la mía es bastante más compleja.
- Las muy modernas que no saben ya que hacer o que incrustarse en el cuerpo para llamar la atención.
- Las que dicen que no les gusta hablar y lo que no les gusta es callar.
- Las que tienen pareja y te miran por encima del hombro, como si fueras inferior, (conozco a una que si supiera lo que hace su novio cuando no está, le daría un síncope y metería la cabeza debajo del ala para siempre).




- Las madres que se empeñan en hacer cup  cakes para toooodo, que coñazo, ¡Qué son magdalenas de toda la vida, leches!

-Las despedidas de soltero/a, ¡qué cosa más antigua, eso estaba bien cuándo a los dos (sobre todo a ella) se les acababa la vida!, pero ¿a estas alturas?
- La adopción de cualquier costumbre americana (esto incluye el Jalogüin, a pesar de que a mi hijo le encanta).

- La moda de los cumpleaños temáticos. ¿En serio? En mis tiempos, tu madre hacía un bizcocho y te lo comías mojando las patatas fritas en Casera de cola y era la mejor fiesta  del  mundo, cuantos más niños con dolor de barriga, mejor había sido el cumple.
- Esto de mandar a los niños a cantar a la tele (con un pressing bestial), o empujarlos a que ganen el partido a la fuerza. En el momento en el que se le exige al niño ganar, está dejando de ser divertido para él.  Si el niño quiere cantar o cocinar o jugar, que lo haga, pero desde la tranquilidad de que no pasa nada, sin presiones. ¡Coño, sal tú a jugar o a cantar y deja que el crío viva!


- Los primeros días de lluvia en los que no sabes si ponerte las chanclas o las katiuskas.
- La gente que se ríe muy fuerte, como si quisieran que todos supiéramos lo felices que son.
En fin, que soy muy pesada y que seguramente pongo nerviosa a mucha gente…


¡Po sus fastidiáis!




miércoles, 14 de octubre de 2015

Aprende

La Marca del Ángel
“Dice un viejo cuento sufí que cuando un niño está en el seno de su madre tiene todo el conocimiento del mundo. Sabe cuántas estrellas hay en el firmamento, cuántas gotas hay en el mar y cuántos granos de arena en el desierto. Conoce los misterios del cielo y las estrellas, y conoce hasta la última letra de la Torah. No hay misterio sobre la faz de la tierra que desconozca, ni misterio en el cielo o en el mar que no pueda resolver.
Pero cuando está a punto de nacer, su ángel de la guarda baja del cielo y colocando un dedo sobre sus labios sella todo su conocimiento dentro de él, y le susurra una sola palabra...“APRENDE”
                                                                                                                                                                                            (Cuento Sufí)



Todo  lo que necesitamos para vivir y para ser felices está dentro de nosotros. 
Es sólo cuestión de no perder el equilibrio, de encontrar ese punto exacto en el que no perdemos  nuestra esencia y somos felices y desprendemos paz. 
El misterio del  Universo en un solo verbo: aprender.




martes, 13 de octubre de 2015

Limpieza de Otoño

El otoño y sus cambios de temperaturas,  traen consigo el inevitable y abominable cambio de temporada en el armario.
Los que vivimos en el sur, sabemos que  el entretiempo no existe, no, es apenas un segundo,  un suspirito que te permite ponerte el cárdigan ideal, un rato en una efímera tarde.
Y de verdad, ir hecha un  cuadro por la vida, no es cualquier cosa.
El entretiempo en el sur, es salir una mañana a la calle,  con un vestido de verano, verano,  y volver morá de frío por la noche, tomar  un cacao caliente al llegar a casa,  y meterse debajo del colchón, porque el frío ha llegao de repente y no hay mano  ni una triste manta ni nada de nada.
O salir una  mañana, que amanece fresca con un yersisito (que dicen las abuelas) o con una falda con medias,  y quitártelas de un tirón, a la vuelta en el ascensor,  porque un segundo más y te mueres asfixiá.

Pero además de todo eso, yo siempre lo vivo como un tiempo para comenzar algo: un curso nuevo, una etapa para los encierros emocionales, las retiradas, las huidas, las lejanías  y  los ostracismos auto impuestos.
Y es que el verano,  nos deja esa especie de regustillo  agridulce, el mismo que deja un domingo después de un  sábado de fiesta.
Tengo un amigo que afirma que es la serotonina, (algo relacionado con el alcohol y la falta del mismo al día siguiente).
Conclusión:  que todo lo que sube baja.
Puede que sea eso, puede que nos asuste la rutina puede que el tono cobrizo del cielo, las ascuas que quedan en el hogar y la lluvia que cae como sin ganas, nos afecten y nos hagan sentirnos especialmente melancólicos.
Lo mismo el bajón de todos los otoños,  es que después de un verano de fiestas y desfases, la vuelta a la vida diaria, nos deja un poco (bastante) por los suelos.
De todas formas,  mi manera de encauzar esa caída emocional,  es con un encierro voluntario, con una catarsis en la que procuro poner en orden quien soy, dónde voy y qué estoy dispuesta a entregar a cambio de la consecución de mis metas.
A veces me pierdo en el proceso, a veces encuentro cosas de mí que me sorprenden, a veces me gusta lo que descubro y a veces no.
Hay días en los que lamento haber dicho las palabras perfectas a la persona equivocada, de vez en cuando me pregunto ¿por qué? y otras veces ¿por qué no?, y me pierdo en una espiral de sentimientos encontrados, y me siento como un conejillo de indias en un laberinto.
Muero al borde de un suspiro que nunca dejé escapar o me retuerzo en el eco de las palabras que dije y digo y lanzo al viento las que nunca llegaron a salir de mi garganta.

¿He perdido el tiempo?, seguramente más del que debería permitirme, he creído en las hadas y en los finales felices, y no quise ver que si algo no termina bien, es que no es el final.
De sentimientos ocultos están hechos los mejores poemas, de palabras no dichas las mejores canciones, de historias que no tuvieron un final,  las mejores composiciones musicales.
Y es que a veces,  sólo a veces, lo que va a pasar, está pasando ya , y a veces,  sólo a veces,  es mejor callar y dejar que ese sentimiento muera de inanición. 
¿Qué si no el amor mueve el mundo? 
No hace falta que sea un amor romántico (que estamos empeñados en encontrara a la puñetera media naranja) , está el amor de hermanos, el de amigos, el de padres e hijos , el amor profundo e incondicional a la vida (que deberíamos celebrarla a diario), es el amor, en fin, el sentimiento más puro que existe.

Porque lo único seguro, lo único que es real, es que esto se acaba y hay que aprovechar los momentos, reír en los buenos y sí, llorar en los malos.



 

miércoles, 7 de octubre de 2015

Grandes momentos

"La vida no se mide por las veces que respiras, 
sino por aquellos momentos que te dejan sin aliento".
                                                                                                                                       Hitch 


Y es que hay momentos para repetir una y mil veces en la memoria.
Que un músico callejero te cante una canción sin estar presente, es la bomba, pero que además tu amigo diga "Alicia, o te aclaras o lo pierdes", ya es para mondarse de la risa.




A este lo visto de Elfo y hago esa boda en el bosque que tengo pendiente.
Que bien!!!, ya me veo ya, con un vestidito de tules y mariposas y mi Elfito cantándome, que bonito!!!
Ahí queda eso...!!!














viernes, 2 de octubre de 2015

Las leyes del Universo

Parece que al Señor Murphy, no le caigo muy bien, y de todas formas fijo, que en un tiempo le caigo peor, porque le van a quitar su nombre a ley esa de que si algo puede salir mal, saldrá mal.
 Y es que,  estoy convencida de que en unos años será la ley de Alicia.
A ver, que no es que me queje, pero parece que, desde decidí pedir cosas al Universo, las cosas van regu.
El  Cosmos está atendiendo a mis demandadas, enviándome una  serie de pequeños desastres domésticos,  que ríete tú de la que la tostada caiga por el lado de la mantequilla.

Pero yo insisto en pedir cosas y actuar como si ya las tuviera.
Me visualizo a mí misma entrando en una tienda en la milla de oro de Madrid, o no, puestos a pedir, en Old Bond Street en Londres, me compro la temporada completa de otoño- invierno y en el momento de pagar, le digo a la dependienta: “ El universo ya te pagará, se lo he pedido y estoy segura de que ya él hará lo que se para pagarte, ea!..ta luego, chati!”.

Voy a un concesionario y pido que la financiación del cochazo vaya a nombre del Universo, sí, seguro que me dan tooodo  lo que pida, todo los extras y tapicería de cuero y todo, tooodo.

Pues eso, que yo pido y pido y lo hago de buena fe, coño, que me lo creo de verdad, pero nada,  aparte de que todos los electrodomésticos de casa han decido dejar de funcionar a la vez, la Creación,  de momento,  conmigo,  sigue estando en deuda.
Procuremos disfrutar del fin de semana, que alguien, algún día en esta dimensión o en otra, en esta vida o en la próxima saldará sus deudas y tendré todo lo que he pedido, que por otra parte, no es más que un poco de paz.



¡Buen finde!








jueves, 1 de octubre de 2015

Quijotes

 "Cuando crezcas, descubrirás que ya defendiste mentiras, te engañaste a ti mismo o sufriste por tonterías. Si eres un buen guerrero, no te culparás por ello, pero tampoco dejarás que tus errores se repitan." 

Paulo Coelho


Y sí, defendí mentiras y a mentirosos, me creí la falacia de una sonrisa.
Peleé contra el mundo por ideas locas, en las  que sólo yo creía.
Sufrí por cosas que hoy me hacen reír, lloré por personas que se quedaron en otros caminos, en otras playas, que vuelan hacía otros horizontes.
Me castigué por dejar marchar a gente que decidió cambiar el rumbo.
Grité hasta quedar afónica,  por hacerme entender, me volví loca porque el mundo no luchaba con las mismas ganas que yo.
Pero he aprendido a soltar, a permitir que las personas se vayan sin grandes dramas,  a dejar ir a la gente que no me quiso. 
He aprendido a no tratar de justificar lo que siento y lo que soy.
Ahora puedo caminar muy atenta con los ojos abiertos, puedo mirar al cielo pisando fuerte, pero sin quitar la vista del camino, no sea que haya una piedra y le vuelva a coger cariño (que yo soy muy de encariñarme con las piedras).
No me arrepiento de nada, tampoco cambiaría nada, todos mi errores han forjado lo que soy. Y como me gusto yo, y no quiero ser otra persona, aunque tuviera la opción de cambiar, dejaría mi vida y mis errores tal y como están.
Y es que,  puede que, en el fondo todos tengamos ese punto de Quijote loco que nos hace pelear contra gigantes que sólo vemos nosotros.

¡Feliz jueves!