sábado, 23 de octubre de 2010

La cajera del Mercadona.


Yo comprendo las estrategias de ventas, las de marketing y todo lo comprensible, que yo soy muy compresiva, pero claro, es que hay cosas que no son fáciles de encajar.

A veces en Mercadona, cuando tienen un producto en promoción, lo ponen en la línea de cajas y el cajero o la cajera te lo ofrece. Hasta aquí todo normal, ¿no?. Pues bien, estaba ayer esperando en una cola de seis o siete personas y observo como la cajera le ofrece a la señora de delante (de unos 60 años) una crema antiarrugas y un contorno de ojos. La señora cae en la tentación y la compra. Y me toca a mí, además de la antiarrugas había tónico, limpiadora, hidratante y algodones. Yo estaba convencida de que se limitaría a ofrecerme el tónico o la hidratante, ¿ y que me ofrece la lista de la cajera? ¡la crema antiarrugas! ¡ pa haberla matao en el momento!.

Yo, muy ofendida le pregunté:

- ¿ crees que me hace falta?

A lo que la pobre chiquilla colorá como un amapola contestó:

- No, es que se lo tenemos que ofrecer a todo el mundo...y claro, yo es que ....

Si me hace falta o no, no es el tema, (que igual lo que necesito en un lifting directamente) lo que está claro es que en los cursos deberían enseñarles un poco de tacto, ¡leñe! ¡que es me ha matao! . Eso sí, creo que a la pobre chiquilla se le han quitado las ganas de andar por ahí ofendiendo, perdón ofreciendo una crema antiarrugas o un contorno de ojos, por muy barato que sea.

sábado, 16 de octubre de 2010

¡Cómo está el patio!

Salvo que vivas en una casa de campo o en la Zarzuela, no hay más remedio que convivir con los vecinos, los hay de todo tipo, los raros-pasotas que no se sabe nada de su vida, los que te cuentan las veces que van a baño en el ascensor, los que hacen vida pegados a la mirilla y saben la obra y milagros de media urbanización, los que no hacen ruido y parecen que se desplazan volando y los que parece que taconean encima de tu cama..
Yo los tengo de todos los tipos, el patio de luces es muy grande y varios edificios tienen las ventanas traseras en el mismo.
- Tengo una vecina que pone la lavadora a partir de las doce de la noche, en invierno y en verano, ya el centrifugado es ruidoso, pero el tendedero es...desesperante. Más de una vez he estado tentada de dejarle un 3 en 1 en el buzón.
- Hay una o uno, (es de otro edificio y no sé quien es) que debe abrir y cerrar las persianas a distancia, porque la deja caer como desde lejos. Debe entrar a trabajar muy temprano, porque antes de las siete levanta la dichosa persianita,¡¡ con un ímpetu...!! , ¡eso desde luego sí que es levantarse con alegría!.
- Hay otra que debe ser imbécil, o tiene muy mala leche, porque no centrifuga la ropa y la tiende sin comprobar si hay algo tendido en los pisos de abajo, vive en el quinto nada menos. Cuando ya tienes la ropa casi seca, va la señora y tiende las toallas y te lo moja todo.
- Luego está mi vecino, el que se cae de la silla cada vez que el Madrid mete un gol.
- Después está la que, no contenta con la hazaña de tener un perro, ha decidido traerle un amiguito , para que, cuando ella se va al Bingo a tachar, el perrito no se quede solo...El problema es que los jodíos perritos de momento, no se caen bien.
-Tengo una vecina con noventa años, que va en silla de ruedas, y hay veces que parece que derrape en las curvas.
- Hay otra que, desde que enviudó, le ha dado por querer bailar y se lo ha tomado muy en serio, porque ensaya a cualquier hora, debe pensar que, ahora que el torero ha dejado a la bailaora y a la cantante va a venir a buscarla a ella o algo.
- El que juega a las canicas, lo he tenido en todas las casas en las que he vivido.
- Hay un señor mayor que pone los sábados por la mañana una radio en la ventana, al lado del canario con coplerío, ¡está el patio de animado!
Hay para todos los gustos y como se puede comprobar, la única normal, soy yo.

lunes, 11 de octubre de 2010

Arte.

Hace unos días, deambulaba yo por las calles del centro y fuí a parar al convento de Las Reparadoras. No pude entrar porque estaba cerrado, pero me acordé de que en los años en los que se estudiaba Empresariales en la calle Porvera, existía un grupo de nuevos cristianos-muy-muy -practicantes - nada tolerantes jóvenes que se hacían llamar movimiento antorcha. En el grupo estaban algunas compañeras del Instituto y tenían la sana intención de evangelizar a todo el que se atreviera a preguntar (algún día contaré cómo una amiga mía fué abducida por la mismísima Virgen María). Pues bien, a lo que iba que parezco el abuelo Cebolleta, en aquellos tiempos las acompañaba ( a las antorchitas, digo) a la misa de la mañana. Cuando oíamos a las hermanas cantar aquellos salmos , me venía a la cabeza la cuestión que ahora planteo : " ¿Saben cantar todas las monjas?". Me explico, si yo que canto como una almeja, hubiera tenido la brillante idea de dedicarme a la vida contemplativa, ¿que hubieran hecho conmigo?, ¿me hubieran desterrado a la cocina a hacer frutas de mazapán de por vida?.
Y es que, es una de mis vocaciones frustradas, ¿acaso sabe cantar todo el mundo en Cádiz? si yo hubiera vivido allí y me gustara el Carnaval, ¿dónde me hubieran ubicado? porque para cantar seguro que no.
La naturaleza regala estos preciados dones a unos cuántos, me hubiera gustado saber cantar o bailar, me conformaba con saber tocar las palmas a compás. Una vez, cuando estaba haciendo un curso de Locutor de radio en Onda Jerez, fuimos con Pepe Marín a ver cantar a no sé quién el caso es que, con la emoción del momento, me puse a intentar seguir el compás, y el flamenco que cantaba, paró la actuación y dijo :" Er que no zepa tocá la parma que ze abztenga". No hace falta que diga nada más, ¿no?.
Desde luego la encargada o encargado de tocar con la varita mágica del arte, conmigo se ha cubierto de gloria, ¡ qué lástima!. Mi sueño es estar en una fiesta y salir de repente (como en las películas de Marisol) cantando y bailando por bulerías y que todo el mundo cante, baile y me jalee...
Salvo algunos cuadros y algunos bocetos, mi faceta artística se reduce a combinar colores en el Power Point, ¡me quedan de monas mis presentaciones!.
Claro que bien mirado, soy como Lola Flores, no canto, no bailo....¡ no se pierdan mi espectáculo!.