martes, 26 de agosto de 2014

De habilidades innatas y otras tontadas




Pues que la gente tiene sus habilidades, los hay que bailan, los hay que cantan, los hay que recitan la Ilíada, los que encienden el mechero don los pies , los que tocan la flauta con la nariz y luego estamos lo que no tenemos ninguna habilidad especial.
No practico ningún deporte conocido, (aparte de patinar sin saber frenar, que pal caso es lo mismo), no canto, no bailo (salvo cuando estoy de limpieza y no me ve nadie, entonces me marco un tango con la fregona), no soy capaz de recordar más de tres versos de ningún poema , no tengo claro si soy buena cocinera o no, porque no tengo mucho público, no me se peinar y tampoco maquillar, no soy rubia, pero tampoco se mirar un mapa, tampoco soy capaz de hacer el pino-puente y caminar  y no, no he probado a ponerme pinzas en la cara o a comerme una bombilla.
Por eso creo que yo misma en mi mismidad, poseo la extraña habilidad de no ser especialmente buena en nada, y parecer que manejo muchas materias, al fin y al cabo la mediocridad es una forma de invisibilidad, no??.
Claro que, si sacar de quicio a la gente se puede considerar una especie de manifestación de una profunda inteligencia emocional, eso se me da muy bien y si la bendita facultad de pasar del llanto a la risa en cuestión de minutos es algo parecido a una habilidad, soy la mejor, porque soy una especie  montaña rusa de emociones.
Pues yo voy a seguir luchando por seguir siendo inhábil para casi todo...
¡Feliz Martes!.

jueves, 21 de agosto de 2014

Cambiando cosas

"La gente se arregla todos los días el cabello.  ¿Por qué no el corazón?"                                                                                                                                                                                                                                                            Proverbio chino



Anotado para los quehaceres matutinos; maquillar un poco  el corazón y salir con una sonrisa, pase lo que pase.

domingo, 10 de agosto de 2014

Mi verso

OH ME! OH LIFE!

O ME! O life!... of the questions of these recurring; 
Of the endless trains of the faithless—of cities fill’d with the foolish; 
Of myself forever reproaching myself, (for who more foolish than I, and who more faithless?) 
Of eyes that vainly crave the light—of the objects mean—of the struggle ever renew’d; 
Of the poor results of all—of the plodding and sordid crowds I see around me;
Of the empty and useless years of the rest—with the rest me intertwined; 
The question, O me! so sad, recurring—What good amid these, O me, O life? 

Answer

That you are here—that life exists, and identity; 
That the powerful play goes on, and you will contribute a verse.


                                                                                                                WHITMANW., Leaves of Grass





OH, MI YO! ¡OH, VIDA!            
  
¡Oh, mi yo! ¡oh, vida!... de sus preguntas que vuelven,
del desfile interminable de los desleales, de las
ciudades llenas de necios,
de mí mismo, que me reprocho siempre (pues,
¿quién es más necio que yo, ni más desleal?),
de los ojos que en vano ansían la luz, de los objetos
despreciables, de la lucha siempre renovada,
de lo malos resultados de todo, de las multitudes
afanosas y sórdidas que me rodean,
de los años vacíos e inútiles de los demás, yo
entrelazado con los demás,
la pregunta, ¡Oh, mi yo!, la pregunta triste que
vuelve  ¿qué de bueno hay en medio de estas
cosas, oh, mi yo, oh, vida?


Respuesta

Que estás aquí  que existe la vida y la identidad,
que prosigue el poderoso drama, y que puedes contribuir con un verso.






¿Cuál será tu verso?. ¡Feliz Domingo!