jueves, 31 de marzo de 2016

Manifiesto que..

Estos días que estoy sola en el mundo, (¡como echo de menos a mi peque!), ando a medio camino entre la reivindicación, la devastación emocional, el desamor, la decepción, el desánimo, la desesperanza, el hartazgo de los abusos y el hastío vital.






Estoy cansada de tratar de explicar cómo me siento a quien no quiere oír, cansada de intentar ayudar a todo el mundo y de que nunca haya un gesto para mí, cansada de ver, oír y sobre todo  de callar.




Y por eso hoy manifiesto:

Que yo también necesito una palabra de apoyo,
Que no todo fue naufragar ¹.
Que algo hice bien.
Que aunque me deje llevar por la falacia de las emociones, a veces no estoy equivocada.
Que pido un refuerzo positivo.
Que me gustaría un reconocimiento de lo que soy.
Que demando que me digan una verdad con tacto.
Que si yo me tomo la molestia de adornar la realidad, para no hacer daño, espero lo mismo.
Que no me valen las opiniones de quien no sabe ni la mitad.
Que me duelen las actitudes y la falta de ellas.
Que me agotan las palabras que no significan nada.
Que no aguanto losmasmemerezcos.
Que me he muerto mil veces y mil veces he resucitado ante el horror de la autocomplacencia de las personas tóxicas.
Que me desconcierta el abuso descarado e ilimitado de quien no sabe agradecer nada.
Que me duele el aire, el corazón y el sombrero².
Que necesito un abrazo, un todoirábien.
Que aunque no se lo he contado nunca a nadie, me aterra no ser el mejor de los ejemplos para mi hijo.
Que a veces necesito que me preguntes ¿cómo estás? Y te quedes a oír la respuesta.
Que si se me escapa una lágrima, no te límites sólo a secarla.
Que cuando desnudo mis sentimientos, termino por sentirme desprotegida.
Que esperaba un abrazoabrigo.
Estoy cansada,  estoy  muy cansada y no sé por dónde empezar a poner orden.

 ¹ Silvio Rodríguez.
²   Lorca.


miércoles, 30 de marzo de 2016

Miedo a..


Hay personas que por diversos motivos infunden miedo, un miedo irracional, que no tiene razón de ser, pero que no se puede evitar sentir.
Gente que, por su trayectoria vital, por carácter, a veces por timidez o porque tienen una forma de decir las cosas demasiado vehemente, pasan por la vida haciendo y diciendo lo que les da la santa gana, porque nadie ha tenido nunca las santas narices de hacerles frente.



He sentido esa especie miedo cerval que te llega a paralizar unos segundos, una angustia visceral y ridícula que te deja sin voz ni voto y lo que es peor, con las vergüenzas al aire.
Y me pregunto qué es peor: dar miedo a las personas que aprecias o sentir miedo.
Miedo ¿a qué?, ¿a qué te digan lo que no quieres oír?, ¿al tono en que te dicen cualquier cosa?, ¿miedo a hacerles enfadar y ver una vez más su peor cara?, ¿ no da más miedo saber que la gente que te quiere no te habla la mitad de las veces por temor a tu reacción?.
No tengo claro que es peor, pero vamos que en ocasiones preferiría infundir (vamos a dejarlo en respecto9 y no que me tomen por el pitoelsereno, que ya está bien.

Con eso de que no me enfado, de que escucho a todo el mundo, de que estoy como las farmacias de guardias las 24 horas, toooodo el mundo se acuerda de mi pa las penurias, que mientras estamos de risas y de copas, nadie piensa en mí, pero luego pa tristezas  y penalidades varias,¡ que ligerito el dedito pa marcar mi número!.

Lo mismo me tengo que poner un día como la Martirio en la calle pegando chillío y así infundo un poquito de temordeDios y me dejan un poco en paz, que parezco el teléfonodelaesperanza, y la triste realidad, es que a mí no me escucha nadie..

¡Aaaay que poquito me quejo pa lo que me podía quejar…!





martes, 29 de marzo de 2016

En martes ni te cases...

Me duelen los pies,  yo muy optimista me he puesto un taconcito de 12 cm, lo que para la antigua yo, no es gran cosa, pero para la nueva yo, (que está machacaíta a dolores y achaques) es una burrada, la humedad me ha dejado el pelo como un estropajo, se me cae la falda, tengo el cuello pelín tenso y tengo entre calor y frío.
Como la madreamantísima que soy, he estado hora y pico esperando en el cole a que el niño se subiera al bus, (se van de acampada).
Y es que, yo rajo de las madres pesadas que no dejan vivir a los niños, pero me ha faltado irme con él. Ha habido un patético momento en el que me he visto dando saltitos diciéndoles adiós con la manita al niño (que estaría avergonzao).
Luego me he ido  para la ofi corre que te corre, pa llegar (a ser posible) antes de la hora de comer, pero antes he ido a por algunas cosillas que hacían falta para una visita que tenemos mañana, (he descubierto al borde de un ataque de nervios, que las chicas de atención al cliente de Carrefoú  de un infarto no palman, no…).
En fin, que luego he dejado el coche dónde Cristo perdió el mechero, y me he tenido que recorrer andandito cargada de bolsas y con los zapatitosmalditos, medio Polígono Industrial y he comprobado una vez  más lo de la relatividad del tiempo, (no hay segundos más eternos que los cuatro que se tardan en pasar un paso de peatones a galope, que parece que no se termina nunca el trayecto).
Ea!, pues a parir de ahora, mi día sólo puede mejorar…
¡Dadme buenas noticias, plissss!
Y como es primavera ( lo sé por los mocos) algo de mi tierra:

 

lunes, 28 de marzo de 2016

Aporta o aparta

“El descalificador tiene como objetivo controlar nuestra autoestima, hacernos sentir nada ante los demás, para que de esta forma él pueda brillar y ser el centro del universo. 
BERNARDO STAMATEAS



Hay gente que no aporta nada a mi vida  y me resisto a dejarles marchar, porque  una vez, hace mucho tiempo, vi  o creí ver un atisbo de cariño hacia mí.
Hay gente que sólo me llama para contar problemas, que todo le viene mal, son egoístas y ni siquiera son conscientes de ello, tienen claro para que me van a utilizar y se ofenden mucho si me doy  cuenta y se lo hago saber.
Que parezca tonta, que mire para otro lado, no significa que esté en la parra y no me entere de nada, os veo venir, y os justifico, porque una vez vi algo, pero estoy cansada.
De verdad, cansada de dar y dar y dar, cansada de escuchar y escuchar y que nadie se pare a ver cómo estoy.
Detrás de cada una de mis palabras, detrás de cada uno de mis gestos, hay una razón, una razón que me hace ser cómo soy y lo que soy, y os quedáis con la anécdota, con lo superficial.
Cuando seáis capaces de poneros en mi lugar, de vivir lo que he vivido,  de sentir lo que he sentido, entonces y sólo entonces, podréis opinar.
El día que os quite a todos de mi vida, cuando no haya nadie al otro lado del teléfono os  daréis cuenta de hasta qué punto me he agotado.
Voy a hacer  limpieza de primavera y voy a tirar todo lo que me sobra, lo que no sirve, porque lo necesito para curar un alma asediada y  deteriorada: aporta o aparta.

martes, 22 de marzo de 2016

Contracorriente

Y yo me pregunto:¿por qué voy siempre contra corriente?. 
No es que no me guste la Semana Santa, es que no me apetece pasar dos horas viendo nazarenos, ni que me corten la calle y tenga que salir de Jerez y volver a entrar para llegar a mi casa.
Que no digo nada, no me meto con nadie, que cada uno haga lo que quiera y lo que pueda, pero ¿por qué soy tan antitodo?
No me gustan los dulces de Navidad, es que no me gusta nada que huela a Navidad, no me gustan las torrijas, ni el arroz con leche, no me  gustan las frutas de temporada en temporada (una es así).
Pasada la semanita de Pasión (que para mi es de penitencia total),  llega la feria y no me apetece ir a pasarlo bien a la fuerza  (por supuesto también soy antitaurina) a bailar sevillanas y a pillar una melopea de fino que luego la resaca,  me puede durar semanas, sólo porque es lo que toca, no quiero, no me da la santa gana. 
Así que, y dado que la gente que me rodea , es normal y van a las zambombas cuando toca, al carnaval en febrero,  a ver procesiones en primavera y a la feria en mayo, me acabo de dar cuenta que estoy sola la mayor parte del tiempo por mi cabezonería absurda de ser una antitodo de manual.
Lo que no me gusta es que me impongan recogimiento o alboroto, yo decido cuando rezo y cuando me lo paso bien.
Ea! po a seguir la semanita sola...Es duro esto de ser un poco dequesehablaqueyomepopongo.




lunes, 21 de marzo de 2016

No eres tú...

Conozco a un chico (más joven que yo, pero tampoco es que sea un niñato) y todo es más o menos normal: un tío atractivo, divertido, perfumao, uñas limpias, barba cuidadosamente descuidada, bien planchao, baila…más o menos.
Pues eso, normal, hasta el primer mensaje escrito,  con su primera falta de ortografía, me duelen los ojos, pero lo dejo pasar, vamos a darle una oportunidad: segunda falta, “as dado”, tal cual, así sin hache y sin , empiezo a morirme; ¿dónde coño ha estudiado esta gente?.
Puedo dejar pasar muchas cosas, puedo hacerme la loca con una falta de ortografía, con un error de gramática, pero todo y todo a la vez, sin anestesia, sin una coma, sin un punto, tooodo seguido con más faltas de ortografía que palabras, no puedo, se me fue el enamoramiento, ya no lo veo ni mono, y lo peor es: ¿le digo que me ha desencantado su nula capacidad para enamorar con palabras escritas? ¿O soy buena persona y me echo la culpa para no ofenderlo?
De todas formas el colega se permite el lujo de decirme que no quiere nada serio, ¡manda cojones!, ni yo, pero vamos,  por lo menos intentar conocer a alguien…
¡Joder! ¿En qué momento de la noche encontré a este tío decente? y lo peor ¿en qué estaba yo pensando para darle mi número, sabiendo como sé que una falta, una sola falta y ya estoy echando espumarajos por la boca?
Y es que, no consigo comprender lo de la mala ortografía, no lo entiendo: ¿la gente no lee?, ¿no han ido al colegio?, ¿Qué cojones han hecho en la vida?
Mi hijo de once años no comete esa aberraciones gramaticales y ortográficas.
En serio, abres el face y te encuentras de todo,
(y de gente que tienen estudios),  me duelen los ojos, se me corta la respiración, ¿soy la única que sufre con esto?, me muero “a poquitos”, me voy a tener que suicidar virtualmente, para no ver, para no sentir… 




miércoles, 16 de marzo de 2016

Un minuto de silencio, por favor.

Tengo desde ayer un pellizquito en el corazón, ¡que disgusto más grande!.
Resulta que hace unos días, le mandé un correo a mi hipsterguapodelamuerte, porque necesitaba que me hiciera  un trabajo (en realidad, yo a este le encargaría más de uno, pero bueno…) y no me contestó, pero como mi guapo es del tipo ermitañonodigonáquelalocaestayalodicetó, pues tampoco le di  importancia y subí a ver una compi suya:


Yo: Hola, le he mandao un mail a guapín.
Compi: No, si superguapo no trabaja aquí ya. Hace dos meses, Ali, dos meses...
Yo: ¿qué me dices?, ay por dios, que no lo he notao
Compi: Es que no daba pa mucho, ¿no?
Yo: Hablar no hablaba,vale,  pero adornaba esto, y ¡cómo…!
Compi: La verdad es  que pa lo que hacía...
Yo: Bueno un poco bohemiocallaíto, sí que , ahora con esa sonrisa, a mi me alegraba.
Compi: ya, pero de  la sonrisa no se vive, que un poco abstraído, si que vive el hombre.
Yo: (dispuesta a defenderlo con uñas y dientes), tía, vosotras no habéis entendido su  carácter de persona sensible y en contacto continuo con la Madre Tierra.
Compi: Ni con la madre ni con  el padre, en surf, es en lo único que piensa.
Yo: lo que no entiendo es cómo no he notado yo su ausencia, con lo que me gusta el muchacho y ese aire de sensiblepreocupaotriste
Compi: debe ser que te acompaña en espíritu, anda que tú también estás fina…

De verdad, vamos a guardar todos un minuto de silencio por mi guapo, coño que ¿quién me va a alegrar las mañanas?.

Muerooooooooooooooooo







viernes, 11 de marzo de 2016

Manolita la primera

Soy,  y he sido siempre,  un poco impaciente, polvorilla,  loca, imposible, desquiciante, inquieta, estresá, charlatana, rápida, primerísima en probarlo todo, una joya, vamos.
Ayer fui a renovar el carnet de conducir, (un poco más y se me pasa la fecha)
Lo primero que hacen es  ponerme
una especie de juguecito en el que una bolita va a una velocidad constante por un caminito y luego entra como en un túnel  y hay que calcular el momento en el que la bola sale.
Tres veces me lo repitió la muchacha que estaba atónita, ¡tres!,  y siempre salía en la pantallita:
Tendencia a precipitarse”
- Paras muy pronto
- Es que soy mu prudente, mujer pa que la bola no se estrelle
- ya…
- Pa la próxima ya no me dais el carnet, ¿no?
- Lo mismo dentro de 10 años estás más calmadita.

¡Vaya por dios! ¡Que me precipito!, no si ya lo decía mi abuela: “esta niña agota, no calla, no para, es Manolita la primera"

jueves, 10 de marzo de 2016

Vivir es un placer.

El  segundo antes de estallar en una carcajada.
Que el sol me caliente la cara en una terraza.
Una sobremesa interminable con amigos.
Que se me corte la respiración cuándo aparece esa persona especial.
El olor a ozono antes de una tormenta.
El perfume de flores en la primavera.
La suave brisa en las noches de verano.
Ver felices a las personas que quiero.
Pisar las hojas caídas.
Ver atardecer.
La risa de un bebé.
Un cumplido.
Nadie delante de mí  en el supermercado.
Ver la lluvia caer.
Las estrellas.
La mirada feliz de mi hijo.
Una botella de vino y unas risas.
Un abrazo de esos que hacen que se cierren los ojos.
Revolcarme en la arena de la playa.
Un suspiro que se escapa.
Una sonrisa que no puedo ocultar.
Un abrazo de mi hijo.
Los geranios de mi balcón.
Encontrarme con un viejo amigo.
Llorar de risa.
Llorar de emoción.
Una peli romántica.
Un mensaje inesperado.
Una mirada de apoyo.
El aroma a jazmín y a dama de noche, las tardes de verano 
Mi canción favorita mientras conduzco.
Un buen libro.
Un chocolate caliente en las tardes de invierno.
Fruta fresca en verano.
El otoño.
Sentir que estoy viva.
Gritar a pleno pulmón en mitad de la nada.
Un baño con espuma y copa de vino.
Una visita a un museo.
Un cielo azul.
Un pellizco en el alma.
Un fleco de amor.
Extra de nata en un batido.
Bailar hasta caer rendida.
La felicidad son pequeños instantes, la vida consiste en disfrutar de esos momentos únicos y almacenarlos en el corazón, donde nadie los ve, y sólo tú los sientes.
Porque vivir es un placer, un lujo que todos nos podemos permitir.Gracias por tanto.
¡¡¡ Feliz Jueves!!!





miércoles, 9 de marzo de 2016

Y la primavera llegó.

Parece que la primavera además de a las tiendas de ropa ha llegado a la calle, claro que, no es que el invierno se haya dejado notar mucho, que tengo ropa divina que no me he llegado a poner por el riesgo que corría de morir asfixiada.
El caso, es que, parece que el amor está en el aire, no en mí, (que tengo un ojo clínico que manda cojones) en el aire. Mis amis, mis compis, toooodo el mundo anda enamorao, hasta Mario Vargas  Llosa, que estoy todavía impactá con ese hombre hablando de Isabelita en la presentación de su libro, (como manejan, abducen y anulan algunas, ¡yo quiero aprender..!).
No me ha dado tiempo a enterarme de que era invierno y ya estamos con la temporada de  inciensos, ferias, bodas, comuniones y eventos varios, que hasta hay quien está planeando las vacaciones de verano (me muero)
De verdad, que me está dando así como ansiedad, coño, tanto correr, que angustia, no me gusta planear las cosas con tanto tiempo, no me gustan las prisas, me está entrando calor de pensar en tanta fiesta y tanta vida social , que no me apetece para nada, yo me voy al campo,  a orar al Tibet, a un retiro espiritual en la playa, o a la montaña,  a ver si me encuentro al “probre migué, que hace mucho tiempo que no sale..”
Oinsss! es como si nos impusieran el enamoramiento en primavera, el recogimiento y la oración en Semana Santa y las ganas de fiesta porque llega la feria ( Jerez, feria, fiesta, caballos, vino, alegría,  alegría...).
Me voy, me voy,  no sé a dónde pero me voy, no soporto las prisas, no tengo ganas de pasarlo bien a la fuerza, ni de expansión social, ni de fiestas,  ni de temporada de nada.

Os dejo con esta maravilla, por si andáis como el Señor Don Premio Nobel y la Señora Doña Porcelanita.


martes, 8 de marzo de 2016

Mi mano

Dicen que si la vida te da limones, siempre puedes pedir sal y tequila.
¡Que corra el tequila pues…!
Que son dos días, que fluya lo bueno y lo malo, que a veces pesa el cuerpo, porque pesa el alma, que hay miles de idiotas por todas partes, pero hay gente maravillosa que hace las cargas más livianas, que no es malo perderse un poco si es para encontrarse, que un abrazo o una palabra de corazón, alivian la más negra y honda pena, que el dolor y la decepción pasan, pero la buena gente, se queda.



Unos chupitos de tequilas, unas risas y unos abrazos,  y cómo decía mi Leo di Caprio enTitanic
..” Tengo todo lo que necesito aquí conmigo. Tengo aire en mis pulmones y hojas de papel en blanco.
“La vida es un don y no quiero desperdiciarla. No se sabe qué mano tendrá después. Se aprende a tomar la vida como viene.
Para hacer que cada día cuente

¿Qué más se puede pedir?, ¡Hagamos que cuente!.

lunes, 7 de marzo de 2016

El pedante

Un pedante es un estúpido adulterado por el estudio.
                         Miguel de Unamuno 



Y el discurso caduco de su supuesta sapiencia entra en conflicto con lo que hacen y  resultan ridículamente arrogantes, teatreros, hiperbólicos, histriónicos, acompañan sus machacones argumentos con golpes de voz y gestos exagerados, interrumpen conversaciones para meter baza de sus conocimientos y se oponen a todo sólo por el placer de discutir.
Caminan por la vida atentando verbalmente a quiénes saben que no tienen las herramientas para contestar,  dejando  clara su superioridad, y  haciendo inoportuno y vano alarde de erudición, sea real o no.
Lamentables personajes, cuya única premisa vital es hacer ostentación de sus conocimientos para hundir a los que tienen cerca, que van por ahí dando lecciones, cuando lo que deberían hacer es un ejercicio de humildad y mirarse, y comprender por qué se dedican a hacer lo que hacen, ¿no será un problemilla de autoestima?
Pues eso, querido amigüito pedante que aburres, que resultas a ratos agotador, que deprimes, que eres cargante, que me duele la cabeza de ver tanto melodrama y tanto ampuloso derroche de adjetivos y de anécdotas, que eres mu pesao, mucho.
Y ahora el pedante de turno dirá que:   

El adjetivo pedante,  no siempre tuvo la connotación negativa que hoy día tiene, sino que pedante era como se le llamaba antiguamente a los maestros que enseñaban a domicilio, yendo a los hogares de los propios niños a enseñarles, entre otras cosas, la gramática.
Las pruebas que se les hacían era extremadamente estrictas y por eso, cada aspirante al puesto estaba muy preparado y dispuesto a saber más que el otro, por lo que esa rivalidad entre candidatos hacía que sobresaliesen aquellos más resabidos y listos, siendo los elegidos para el empleo de pedante, por lo que con el tiempo se comenzó a utilizar este término para referirse al tipo de personas que tocan las narices y me dan ganas de darles una pataditaninjatraqueal.

Pues Feliz Lunes a todos los pedantes del mundo que falta os hace.


miércoles, 2 de marzo de 2016

Los reikis

Parece que cada vez son más los adeptos a las meditaciones transcendentales, los midfullness, a los reikis y a frecuentar coachs de vida.
Hace un par de días, una amiga me dijo que había hablado con otra que tiene la maestría no sé cuántos en reiki, y pensamos:  “pues vamos a ir a algo de eso, lo mismo es mejor que tanto pastilleo, ¿no?”.
Así que, y partiendo de la base de que lo poner la mente en blanco no es lo mío, vamos a ver que sale de toda esta historia, porque hemos decidido practicarlo todo y todo a la vez:
-meditación,
-reiki,
-terapia de colores
-coach de vida (manda cojones, esto...),
Todo, todito todo, menos  los tutoriales esos del youtube (del amigo Coelho y de Bucay y estos del mundoautoayuda)  que a mi amiga le chiflan y a mí me deprimen.
En definitiva,  vamos a vivir de ahora en adelante,  en modo zen, muy, muy zen (lo digo por si me notáis impasible, como ida, como en otra dimensión).
Que me imagino yo el cuadro en la primera sesión de meditación, las dos vestidas con ropa clara y holgada,
(la actitud es fundamental) sobre una esterilla, pelo recogido, botellita de agua Vichy, postura incómoda, pero haciendo ver que es cómoda, vamos, lo que viene siendo una pose.

 Coach : Nos concentramos en un campo de trigo, el viento mece las espigas, estamos en paz….

- Nena, ayer vi a tu difunto (difunto es todo ex que haya salido de nuestra vida mal parao o sólo regu).
- Vaya, que gustazo, ¿¿¿no???
- Está más viejo, más calvo, más gordo y yo creo que lo he visto hasta más bajo ( importantísimo que el difunto esté pal arrastre)
- No me extraña, se ha dejao ir…
- Que le den viento
- ¿Te ha escrito tu actual?

Coach: Estamos muuuy relajados, mirando el cielo y cómo las nubes van cambiando de forma, no pensamos en nada, no tenemos ninguna preocupación…

- Sí, y he tardao tres horas en contestarle, que sufra un poco (como si al sujeto en cuestión le importaran las tres, las cuatro o las veinticuatro horas…)
- Claro tía, no se vaya a creer que vas a mear con el móvil en la mano pa porsi

Coach : A ver las dos del fondo que hay que relajarse, no rajar…

- Perdón, perdón.
- Nena, esto es un rollo, ¿nos vamos a tomar café y te cuento?
- ¿Con tiramisú?
-  Of course!






Para evitar que nos pase esto, habrá que quedar pal café y el chismorreo primero, y llevar la compra hecha, para entrar ya en modo mindfullness, y que no nos echen.
Practicando lo de no pensar, en tres, dos,  uno................................








martes, 1 de marzo de 2016

Yo y mis yoes

Yo soy  yo, un yo sin etiquetas, sin razones o cargado de ellas, un yo raro, paradójico, sereno, atacao, un yo con mil dudas y que camina como si estuviera en posesión de la verdad absoluta.
Sí, soy un yo en el que caben muchos yoes,  un yo que se enamora de la sonrisa de uno, de la mirada de otro, de la conversación de otro y de las artes amatorias de otro.
Lo mismo me quedo extasiada durante tres minutos con un tonto ilustrado,  porque tiene una mirada especial, que me enamoro del personaje más absurdo de la historia porque tiene una conversación interesante, que de un cuerpo triste, porque me despierta una especie de sentimiento pseudomaternal que se pasa en dos minutos.
Demando amor y cariño unas veces y otras sólo un encuentro rapidito, sin implicaciones emocionales y todo en una noche y puede que hasta en la misma hora, porque depende del señor en cuestión o depende de para qué lado haya soplado el viento.
Y tan pronto soy madremuymadre y digo que mi hijo es lo primero, que lo es, cómo me molesto porque hay quien me encasilla en “sólomadre”. Y es que no pertenezco al grupo de las madres y padres que van en familia a todas partes, ni tampoco vivo en un mundo paralelo exento de responsabilidades.
Así que, técnicamente no me identifico cien por cien con ningún colectivo, esto de la pertenencia a un grupo estaba lo último en la pirámide de Maslow, ¿no?, no es tan grave...
Unas veces me apetece estar de fiesta, rodeada de gente y bailar hasta que me duelen los pies, y otras decido que mi hábitat es el campo, y prefiero retirarme de la manada y pensar en mis cosas.
Unas veces soy muy espiritual y otras tremendamente mundana, puede que sea ciclotímica, que dicen que es el primer paso hacia la bipolaridad, puede que, esté sometida, como todas las mujeres, a miles de cambios hormonales o puede que, mi yo sea fabuloso, por ser capaz de afrontar mil contradicciones al día y no morir en el intento.
Sea como sea, esta soy yo, quien quiera bien y quien no, la puerta está abierta para salir y para entrar (leáse, idiotas que están bloqueando que ni pa dentro ni pa fuera, por favor, despejen).