domingo, 30 de enero de 2011

Dudas estéticas.


Esto de las uñas de gel, me tiene un poco preocupada.¿En qué momento de tu vida, decides hacerte algo así?, ¿para qué evento social te pones esas cosas pegadas a los dedos?.
A ver, me imagino la situación: voy, pongamos por caso, a una boda y cuando me ofrecen un canapé, observo con estupor que la señorita de al lado mete la mano con esas uñas de frutas en la bandeja, claro,ante semejante aberración visual, yo ni como. Pongamos por caso, que la otra muchacha,la de las uñas doradas, se sienta a mi lado en la mesa, porque es prima del novio, yo voy con el novio (ya es casualidad, pero puede ocurrir) y la muchacha se pone a pelar langontinos con las perlas esas ...pues, ¡tampoco como!, porque claro, no espero que la portadora de esta cosa tan fina y elegante sepa usar el cubierto adecuado para comerse un langostino.
Resultado de la boda: termino en un Mc Donald´s, eso sí, dejo a las frickis de las uñas en el baile,¡ no faltaba más!.
Que todos somos muy modernos, eso es evidente, que ya no saben qué inventar en esto de la moda, pues también, pero esto ¿es necesario?, lo veo un poco anti higiénico, ¿no?.
Todo esto viene, porque el sábado,la chica que me vendió (con una atención exquisita, por cierto) las entradas para el cine, llevaba unas parecidas, además de otros abalorios, tales como mega pendientes, tupé del tipo Amy Winehouse, rabillazo en los ojitos y por supuesto chicle, creo que el look es un todo y no cabe la divisisón de las partes.
Pues nada, seguiré buscando lo que se veía en mis tiempos, mechitas, pelo ondulado, pulseras de hilo o de cuero...¡nostalgia de los viejos tiempos!,¡Juventud divino tesoro..!

martes, 18 de enero de 2011

El calcetín. Poltergeist doméstico.

Que se pierda un calcetín en la colada, es casi normal, en todas las lavadoras del mundo hay una especie de " Triángulo de las Bermudas" que se traga los calcetines. Todos alguna vez, hemos puesto a lavar un número par de calcetines y hemos sacado un número impar. Es un fenómeno inexplicable, que por habitual no tiene mayor importancia. Debe haber una dimensión desconocida con millones de calcetines desparejados de todos los colores y tamaños, en la están también, todas las llaves, mandos de TV, monedas y todas las cosas que se pierden en todos los sofás del mundo.
Estas pequeñas pérdidas por ser tan habituales las consideramos normales, lo que no es tan normal es que haya metido dos calcetines en la lavadora y hayan salido tres, ¿de dónde ha salido el tercero?.
Y si cuento esto, es porque he estado toda la noche dándole vueltas al tema, no me estoy precipitando al afirmar que se trata de un mensaje del más allá, estoy convencida de que alguien al otro lado quiere decirme algo.
Yo compré un pack de calcetines deportivos para Álvaro, venian cuatro modelos y de cada modelo un sólo par, ¿cómo es posible que tenga ahora en el cajón tres calcetines de un modelo?, ¿se ha reproducido en la lavadora o en el cajón? ¿estará el mensaje que me tienen que dar relacionado con el deporte? ¿ quién tiene la desfachatez de intentar decirme algo a través de un calcetín?, ¿ debería apuntarme a un gimnasio?, ¿significa esto que empiezo a estar fondona?
Creo que la cosa va más o menos por ahí. Han abierto un gimnasio cerca de casa y los dueños son unos italianos, ¿será que uno de los muchachos, (que no están nada mal) es el futuro hombre de mi vida?.
Muchas preguntas y ninguna respuesta. ¿alguien sabe el teléfono de Anne Germaine?.
Si alguno de vosotros conoce una médium que me pueda explicar que significa, por favor decidmelo, porque me preocupa que alguien desde otra dimensión me esté intentando decir que me apunte a un gimnasio o algo.

lunes, 17 de enero de 2011

El champú. Diario de un experimento científico.


Lo he probado. No me he quedado calva, no se me ha quedado el pelo áspero, y no me ha pasado nada raro. De momento no observo efectos secundarios.
Lo que he probado es champú de caballos, sí, de caballos. Hace ya algún tiempo que vengo oyendo hablar de las bondades que tiene este producto capilar equino para personas, y como hace unos dias ví que en mi nuevo trabajo (ya os contaré, es como una secta) había tráfico de champú para caballos, me he decidido a probarlo..
Como os he comentado no observo efectos secundarios, y he notado el pelo muy brillante (igual es sugestión,¿ no?) no es que huela especialmente bien, pero parece que funciona. Quienes lo han probado de manera continuada en el tiempo afirman tener el pelo más fuerte. Esto va muy bien para los semi-calvos, así el pelo que queda se pone como más gordo y abulta más y no hay que recurrir al peinado tipo ensaimada de Anasagasti.
Anunciado queda, si a partir de este momento, Lunes 17 de Enero notáis que empiezo a desvariar o que relincho o algo, la marca de champú que uso es la de caballo de Decathlon, se lo explicáis al veterinario que me atienda....

miércoles, 12 de enero de 2011

Con nombre propio.


Que esta es la tierra de Maria Santísima, es evidente, pero lo de nombres, como todo, es cuestión de modas.
Esta mañana iba caminando por el centro, y he visto a una señora con un bebé, hasta ahí todo normal, ¿no?. El impacto ha venido cuando la ha llamado por su nombre :"Shakira", que teniendo en cuenta que la ortografía en los nombres propios es libres, cabe la posibilidad de que sea Chaquira, lo cual agrava y bastante la situación.
Nombres hay para todos los gustos, y para gustos colores. Como es un tema que me llama profundamente la atención, he estado siempre muy atenta, y tengo algunos nombres que comentar.
La chica que limpiaba en la oficina en la que trabajaba antes, se llama Cristal, y sí, efectivamente, contando uno, dos y tres y haciendo una cuenta ( la de la vieja), la chica en cuestión nació en aquellos años en los que la otra Cristal, la de ficción, lloraba como un alma en pena porque la madre de Luis Alfredo, la señora Victoria Ascanio no la aceptaba por llamarse Éxposito de apellido, sin saber que, en realidad, la tal Cristal era su hija, de ella y del cura. Todo esto ocurría a finales de los ochenta, mientras un muchacho con una bufanda blanca cantaba: "Mi vida eres tuuuuuu, y solamente tú....".

También tengo una prima ( de la que secretamente siempre he pensado que le faltaba una visita a un especialista), esta prima tuvo una niña a la que llamó Jomara, porque su hijo Cristian (ahí es nada) así se lo pidió, y es que parece ser, que había unos dibujos Manga que al nene le gustaban mucho y así se llamaba la prota. Ya digo que mi prima merece un estudio, pidió un préstamo para operarse la nariz, y yo la veo igual de horrorosa.

Un día en Zara ví a un clon de Carmen de Mairena, llamando a su hija: " Jessica Escarlata, ve aca pa´cá y pruebaté esto".

En la playa, en Rota concretamente, ( lo de la playa en el sur es un capítulo aparte) otra señora ataviada con una batita le indicaba a su hija de unos quince años : "Jessica Vanessa (las Jessicas me persiguen) hasta el coño ná má" . O lo que es lo mismo, " no te adentres en las profundidades del mar, hija".

Lo de las modas está muy bien, pero será un poco incómodo para las futuras Shakiras adolescentes, coincidir con más de una en la clase y explicar que "..un año, España ganó el Mundial y había una cantante que cantaba el Waka Waka, y...".

Las Jennifers y los Jonatahn Samueles de hoy serán mañana Doña Jennifer y Don Jonathan Samuel y esto no parece muy serio,¿ será que un nombre determina el destino de una persona?.

Vamos a tener en cuenta esta premisas fundamentales, y vamos a evitarles a nuestos hijos esos previsibles traumas... ¡ que nos tienen que pagar las pensiones!.

martes, 11 de enero de 2011

La huida.


Javier


Te has ido. No ha habido tiempo para despedidas, seguramente sea mejor así. No puede darte un abrazo y desearte de corazón suerte en tu nueva andadura. Sé que vas a volver, las huidas hacia delante no llevan a ningún sitio, y tú lo sabes. Quieres dejar atrás los viejos fantasmas del pasado, pero esos no van a desaparecer porque cambies de escenario, el pasado siempre vuelve y el futuro está dónde lo quieras buscar. La vida es adaptarse, cambiar, conformarse, mirar al horizonte con la esperanza de que algún día todo cambiará, de que si buscas a la Diosa Fortuna, ella te recibirá con los brazos abiertos.

Espero de verdad que encuentres lo que andas buscando, que encuentres a tu verdadero yo, ese que se quedó por ahí perdido una noche en la que todo tu mundo se rompió, espero que seas feliz, lo mereces, pero sé que volverás y estaremos esperándote.

Estoy segura de que la suerte caminará a tu lado en esta aventura que comienzas. Cuando encuentres eso que buscas y que está dentro de tí, vuelve con los bolsillos llenos de esa magia especial que tienen las personas que han encontrado por fin todo lo que llevan dentro.

Te mando un abrazo virtual, muchos besos y toda la energia positiva del mundo, la felicidad, si existe, llegará.