viernes, 31 de marzo de 2017

Out of order

A ver, vivo en modo zen, no me enfado (ya) casi nunca, cuido el medio ambiente, reciclo, no voy a misa ni nada parecido, pero soy buena persona, colaboro en varias ONG´s, no hago sangre cuando tengo la oportunidad (que son muchas veces), si tengo opción de salvarle  la vida a una cucaracha, lo hago, estoy siempre que alguien me necesita, escucho sin rechistar tonterías a montones, le mando luz a la gente que me roba paz  y  procuro ir por la vida sin molestar mucho.




Y yo me pregunto; ¿por qué? ¿Por qué?, ¿por qué cojones estoy rodeada de tontos?




via GIPHY



Que digo yo, que si todas las acciones tienen un eco en el Universo, a mí me toca, como mínimo, no ya una calle, como he pedido muchas veces, no, coño me conformo con un momento mensajil con un señor que sepa escribir, que no diga absurdeces, que no sea un puto cuerpo triste, que no me mande el puñetero beso ese que me da grima, que no me cuente cuán fantástica es su persona… joder, ¿¿¿ no me lo merezco???.
Todos los viernes,  a mis contactos varoniles, les entra como un bajón de azúcar  o un ataque de soledad o las dos cosas a la vez, y les da por escribirme chorradas, como si con dos mierdas de mensajes, se me fuera a olvidar el abandono mensajil del resto de la semana.
No sé, no es que pretenda yo una súper intensidad, más que nada porque voy a contestar si me da la gana, vamos que os dejo en azul y me quedo tan ancha (a veces), pero vamos que, un poquito de teatro sí que le podéis echar, al menos empezar a hablar el miércoles, ¿no?.
Que luego me agobie y me angustie al ver mil mensajes y me entren las calores de la muerte y piense, “ ¿en qué momento le di mi número al anormal este?”, es mi problema, pero se puede intentar, se puede, ¿no?.
Lo que no está bonito son esos arranques de estima repentinos que van y vienen según sople el viento, "hoy estoy sólo y aburrido, en el curro me ha ido como una mierda, voy a hablar con esta muchacha tan mona ella y tan ideal toda ella entera, mañana ya me tomo unas birras con mis colegas y se me olvida la existencia de este bellezón.
Vosotros intentadlo, pero durante toda la semana, que yo si me canso,  bloqueo y punto (ojalá fuera todo tan fácil, este me cae mal, lo bloqueo de mi vida).




via GIPHY

A partir de ya, los viernes, estoy off, el que quiera verme que se lo curre durante toda la semana, TO-DA.
¡Coño ya!
Buen finde, (a mis tontitos también)


jueves, 23 de marzo de 2017

Decíamos ayer...

Debe haber una especie de alineación de planetas especial, eso, o que  el Universo está mandando una vibración de soledades o algo parecido, porque  mis guadinas (tres de ellos), de los que no sabía nada hacía meses, han decidido aparecer todos a la vez, juntos,  que no revueltos, pero a la vez.





Me quedo muerta, así , como si nada, con una mierda de ¡Hola!, o de ¿Cómo estás? , al más puro estilo  “decíamos ayer” de Fray Luis de León o de Unamuno.



via GIPHY

Que por cierto, nada que ver con mis chicos, que a veces consiguen escribir tres frases sin faltas de ortografía: como ejemplo ilustrativo de uno de ellos (uno de los que van de cultureta): “a verme avisao”, (sí, aún me sangran los ojos, pa meá y no echar gota).



via GIPHY

La cosa va más o menos así: le das tu número, te mensajea durante semanas e incluso meses, (básicamente pa contarte lo estupendo que es elmismoensumismidad), quedas una vez, dos como mucho, cuando a él le viene bien, y con la misma intensidad con la que te mensajeaba antes de quedar, deja de hacerlo después.
Luego vuelve a aparecer, y claro, tampoco te había jurao amor eterno, así que muy dignamente,  no preguntas nada, (total, no estás enamorada, ni piensas estarlo),  pero un día , así como la que no quiere la cosa, le dejas caer, que no entiendes muy bien qué coño pretende con tanto truco de David Copperfield,  y resulta que la borde eres tú, porque has rechazado su oferta de cariño temporal y condicionado a sus necesidades (las suyas, que no las tuyas),  y le has dicho básicamente, que se centre un poquito y entonces pasas a la estrategia de no defensa- no ataque o guerra fría, y  no le contestas o lo bloqueas.



via GIPHY


En fin chicos, que le mandéis vuestras movidas al buzón de reclamaciones del Universo,  que yo estoy harta de tontos y de tonterías, que no quiero más gente triste que desaparece como si nada y aparece de nuevo como por arte de bibidirloque.
Que hace falta ser lerdo pa creerse que voy a estar cuando os venga bien, que no sé coño tenéis  en la cabeza, (nada en realidad)
Pues eso, que no tengo yo ni la cabeza, ni el corazón ni el chichi pa historias.

Ea! A seguí bien!



miércoles, 22 de marzo de 2017

La magia del color púrpura

La mayoría de la gente que es infeliz, lo es  porque ellos mismos, o su entorno, generan unas expectativas de lo que deberían ser; tener un buen trabajo con 25, independizarse antes de los 30 (como mucho), tener pareja e hijos antes de los 35 y, seguramente,  echarse a morir a partir de ahí.
Luego,la diezmilésima parte de variables que controlamos frente a la inevitabilidad de las cosas, no es suficiente para estar dónde y con quien deberíamos (o se nos supone).
Y vamos por ahí, penando por un sueño, que en muchas ocasiones no es ni nuestro, o una meta que no logramos alcanzar, y mientras tanto, la vida se pasa.
Nos perdemos amaneceres, desaprovechamos sonrisas y miradas de personas importantes, malgastamos el placer de una carcajada, el olor de la tierra después de la primera lluvia, el milagro del color de una flor, el crepitar del fuego en la chimenea, una copa alzada por un brindis, bailar bajo la lluvia o el estallido de una ola contra las rocas.
La vida es aquello que te pasa mientras estas ocupado haciendo otros planes”, decía John Lennon.   Se nos escapa la vida por la grieta de las prisas y de los deseos materiales, por anticiparnos, por ser quiénes se supone que debemos ser, por estar a la altura, por ocupar un sitio en la sociedad, por tener una casa, por tener un coche, por tener reconocimiento, ¿y por tener vida?, ¿qué hacemos para tener una vida?.



Shug dice que Dios hace pequeñas cosas por las personas, como crear el color púrpura para que se alegren y su vida sea placentera. Dios quiere que se den cuenta de la belleza de su creación”, Alice Walker, El color púrpura




¿Cómo podemos pasar ante el milagro de la vida sin inmutarnos?, ¿cómo no apreciamos, que ya respirar es un milagro?
¿Quien puede, ante las maravillas que nos ofrece la Madre,  sentir indiferencia?, ¿quién puede pasar al lado de una flor,  sin sentir que se eleva el alma?, ¿quien puede, encerrarse en la amargura ignorando el mágico Universo de maravillas que nos ofrece la Vida cada día?
Estamos desperdiciando el inmenso regalo que es la Vida, y para cuando vayamos a hacer nuestro último viaje, ese que haremos en soledad, no llevaremos nada, porque nada material viajará con nosotros.




jueves, 16 de marzo de 2017

No puedo ..

Me chifla la primavera en el sur: me maravilla la mezcla de aromas dulzones por las calles, adoro el cielo azul y limpio de mi pueblo, me encanta pasear por las calles gastadas y antiguas, me gusta visitar iglesias que, ya en estos días huelen a inciensos y a flores,  y me emociona ver que las plantas de mi balcón siguen vivas.
Pero como no termina de cuajar el buen tiempo y ando en medio de una guerra fría laboral (¿o soy yo sola conmigomisma?), voy a hacer listadito de las cosas que me molestan profundamente. 
Total,  no he dormido mucho, y aunque el renacimiento primaveral, el amor  y los perfumes alegres del sur están en el aire, yo tengo hoy ganas de dejar claro lo que no me gusta, por ir avisando…



-Me molesta los estados DE 50 LÍNEAS EN FACEBOOK EN MAYÚCULAS, a la segunda dejo de leerlo.

-Me fastidia la gente que no tiene vida y analiza la mía (joder, que no da para tanto, que no soy tan interesante.


via GIPHY



-Me incomoda que la dependienta de una tienda me persiga por todo el recinto, coño que si no soy capaz de encontrar una talla sola, te juro que te busco y te lo digo.
-Me vuelven locas las madres que hacen los exámenes de sus hijos, bueno lo que me jode es no poder decirles que son idiotas,  porque no sé hasta cuando voy a tener que seguir viéndolas.
-Me chirría ese: “Uy, pues mi marido ayuda mucho en casa y me echa una mano con los niños”, ¿cómo que ayuda?, ¿acaso no vive en la casa igual que tú?, ¿no ensucia?, ¿no desordena? , ¿no son los niños suyos también?

-No puedo con los tiosbuenos que sólo hablan de las horas que están entrenando en el Gym, ¿entrenando pa qué?, ¿por si nos invaden los extraterrestres? , lo de leer un librito o algo como que no, ¿no?.
-Me molesta que esos tiosbuenos me pregunten qué tipo de deporte practico: pues mira chico, soy madre de un preadolescente y trabajo dentro y fuera de casa, estoy entrenada en el mejor ejército.


-El iconito ese de los labios del WhatsApp, no sé por qué, pero me pone nerviosa (una que tiene sus cosas).



-La gente que habla por teléfono (a voces) a tu lado en una terraza, te  terminas enterando de que la madre se ha operao de la cadera o que tiene almorranas, de verdad, no tengo alma de cotilla, hay cosas que no necesito saber.


via GIPHY

-Intentar (sin conseguirlo, nunca o casi nunca) hablar con una persona humana en Movistar, si graban las burradas que le digo a la maquinita, cualquier día me denuncian.


 Pero,  aunque no lo parezca, estoy japi, japi, a veces sólo un: “Te deseo un buen día” de la persona correcta,  basta para arreglar una mierda de mañana.




via GIPHY





¡Feliz jueves!

lunes, 13 de marzo de 2017

Me apeo de la vida


Cada vez tengo más claro que no pertenezco a este tiempo, no a esta cultura de regetones, perreas, tuerquins, tronistas, extensiones, uñas postizas  y tíos con camisetas petaítas de pico y cejas depilás.
Igual estoy desfasá, pero le pongo atención a las canciones que lo petan en las listas de éxitos y en las discos, y me quedo de pasta de boniato.
Luego nos sorprenden los casos de violencia machista entre parejas jóvenes.


Os dejo una muestra de esta (parece que no soy la única que lo piensa) que me deja sin palabras:




Ya no sé qué hacer
No sé con cuál quedarme
Todas saben en la cama maltratarme
Me tienen bien, de sexo me tienen bien
Estoy enamorado de cuatro babies
Siempre me dan lo que quiero
Chingan cuando yo les digo
Ninguna me pone pero
Dos son casadas
Hay una soltera
La otra medio psycho
                  y si no la llamo se  desespera
Maluma, Cuatro babys


A ver,  que nos podemos reír con una canción subidita de tono, que nos puede parecer el colmo de la rebeldía, que las chicas jóvenes deben pensar que soy una mojigata o algo, pero que a mí lo que me espanta es el mensaje.
Que lo mismo soy  yo, que igual debería buscar una grieta en la red espacio-temporal y salir en la Inglaterra victoriana, pero a veces de puro modernas que nos queremos poner, terminamos por tener una mentalidad más machista que la de nuestras abuelas.

Otra perlita, versionada mil veces, por lo visto, le gusta a todo el mundo menos a mí, ¿soy la única que ve machismo en esas palabras?




Si te pido un beso ven dámelo
Yo sé que estás pensándolo
Llevo tiempo intentándolo
Mami esto es dando y dándolo
Sabes que tu corazón conmigo te hace bom bom
Sabes que esa beba está buscando de mi bom bom
Ven prueba de mi boca para ver cómo te sabe
quiero ver cuánto amor a ti te cabe
                                                                                                              Luis Fonsi, Despacito

No me asusta que un señor diga que lo que quiere es tener sexo con una señora, me asusta  lo que dice entre líneas, “si yo te pido un beso, ven dámelo”, ¿qué coño es eso?,  me asusta que las mujeres que oyen esas canciones, se derritan y se imaginen como el colmo de demostración de amor que alguien les diga algo remotamente parecido.
Como una muestra más de neomachismos, está el  Grey este de las sombras; a ver, este señor porque está güenorrillo  y es millonario, si no, estaríamos hablando de órdenes de alejamiento y de un degenerao.
De verdad, ¿por esto es por lo que suspiramos las mujeres?,  ¿perdemos los papeles por un señor con esta mierda de aire de suficiencia?, ¿este es el respeto que queremos?, ¿este es el respeto que nos tenemos?
Que no me espanta que se hable explícitamente de sexo en una canción o en un libro, me acojona  que nos creamos que el hecho de que un tío te diga algo como “ven aca pa´cá” es bonito, porque no lo es, no lo es en ningún caso.
Yo me apeo de la vida, porque me temo que esta cultura de las  perreas y de los regetones nos va a llevar, o mejor, no nos va a sacar del “la maté porque era mía”, y lo peor es que nos va a parecer hasta bien.
No es que pretenda que un tío me cite a Bécquer en la primera cita, pero coño, que tampoco se crea que le voy a dar un beso si no quiero hacerlo, y mucho menos que ese forma de creerse por encima sea lo "normal".
Tampoco pretendo volver a la época en la que un señor te pedía permiso para escribirte, no hace falta, pero joder esa especie de vuelta a la caverna, no la veo, no.
      
                                                                                                                                          

















viernes, 10 de marzo de 2017

Sonreir a diario debería ser obligatorio

Estoy viva, estoy viva  y sólo por eso, soy feliz.
Cuando ves cómo se marchan (siempre demasiado pronto)  personas que están cerca, cuando ves cómo hay gente luchando por vivir, te das cuenta de que “alguien” te hizo el mejor regalo: La Vida, y sólo por eso, tienes la obligación de vivir.






"Fui a los bosques porque quería vivir a conciencia,
quería vivir a fondo y extraer todo el meollo a la vida;
dejar de lado todo lo que no fuera la vida para no descubrir,
en el momento de la muerte, que no había vivido".
                                                             Walden, de H. D. Thoreau.


Hoy celebro un día más de vida, hoy celebro que sigo aquí, hoy celebramos que estamos, que somos y que queremos seguir estando.

“La vida es un don y no quiero desperdiciarla. No se sabe qué mano tendrá después. Se aprende a tomar la vida como viene. Para hacer que cada día cuente”.
                                                                           Jack Dawson




¡ Brindemos porque cuente! ¡ Feliz fin de semana!





miércoles, 8 de marzo de 2017

¿Y por qué no?

¿No os dan ganas de cantar y bailar los días de sol?
No sé si es la luz, el aire tibio y limpio, los aromas dulzones que empiezan a flotar en el ambiente, la maravillosa suerte de estar viva, el fin de las tormentas, o es que,  simplemente,  soy feliz, pero hoy me he levantado como con ganas de salir de casa a ritmo de
“It´s  beautiful day” de Michael Bublé.


Eso, o es que tengo el síndrome La la land, y me veo bailando con Ryan Gosling  una día cualquiera al pie de una colina cualquiera (lo compro ahora mismo).






O puede que, sea eso de la primavera y las alteraciones en la sangre, y ande un poco loca, lo que quiera que sea, es una sensación bonita, la de caminar por ahí como flotando.
¿Y por qué no ir bailando por la vida?

¡Buen miércoles!

martes, 7 de marzo de 2017

El intolerante se hace, no nace.


Ningún ser humano es intolerante por definición, nadie nace siéndolo, es un trabajito de aprendizaje lo que nos lleva a serlo.








Hay por ahí una historia maravillosa por la web que me hace reconciliarme con la raza humana:


“Lydia Stith Rosebush le dijo a su hijo Jax, de casi 5 años, que ya necesitaba un corte de pelo. El niño le propuso raparse la cabeza porque así se parecería a su amigo Reddy Weldon y podrían gastarle una broma a su profesor: cuando llegaran el lunes al colegio con el mismo corte de pelo, no podría distinguirles.
A Rosebush, que vive en Kentucky (Estados Unidos) le hizo tanta gracia la ocurrencia que la contó en Facebook, en una publicación que se ha compartido más de 75.000 veces desde el 24 de enero y que suma más de 8.000 comentarios. La razón se puede ver en la foto:  Jax es blanco y su amigo Reddy es negro. “Si esto no prueba que el odio y el prejuicio es algo que se aprende, no sé qué puede hacerlo. La única diferencia que Jax ve en los dos es su pelo”.




Luego, en estanuestraEspaña, sacamos esta mierda de bus, (perdón, pero no me sale otra cosa) que no hace más que sembrar odios, intransigencias y desprecios.

¿Es esto lo que le vamos a enseñar a nuestros hijos?, luego hacemos campañas (que me parece genial) para acabar con el bullying en los colegios, ¿no estamos haciendo algo mal?, si no les enseñamos a odiar, no hay que desenseñarles, ¿no?
No se puede, nadie puede,  amparándose  en la libertad de expresión, transmitir un mensaje de odio, de sectarismo, de rechazo, hacia personas que no tienen la culpa que haber nacido en el cuerpo equivocado. Son niños, da igual el género, da igual el color, la religión o la ideología de sus padres, niños, y todo lo que vivan en su infancia, marcará para siempre sus vidas.
Los hijos de los iluminados del autobús, también están sufriendo un odio tan innecesario como gratuito, al fin y al cabo,  sus padres están sembrando en ellos una semillita que no tenían al nacer: la del rechazo.
Me parece muy bien que cada uno se exprese libremente, (hasta ahí podíamos llegar), pero la libertad de expresión de uno, termina dónde empieza la dignidad del otro.
Me destroza  el alma  que esta intolerancia, sea el legado que le vamos a dejar a nuestros descendientes.
A mi,  mis padres (hace 40 años)  no es eso lo que me enseñaron, y no quiero,  bajo ningún concepto,  que mi hijo piense,  ni por un segundo, que hay gente normal y gente que no lo es; hay gente, punto y todos tenemos sentimientos.
Un niño no es intolerante per se, no lo es. Lo veo en mi hijo y en sus compañeros, se ve a la legua en qué entornos familiares se hacen ciertos comentarios,  y quienes educan a sus hijos en la aquiescencia, no ya  al diferente, no, diferentes somos todos.
Se trata,  simplemente,  de aceptación, de respeto hacia la libertad de ser y de sentir que tiene el ser humano por definición.
Pero como la mañana no puede estar más bonita, ha salido la primera flor  en mi balcón, y creo que mi parte (la de educar en la libertad, en la tolerancia  y en el respeto bidireccional, por cierto) está hecha, no me voy a hacer mala sangre.







¡Buen martes!

lunes, 6 de marzo de 2017

Que por qué sigo soltera, que no sola

“No es que no pueda encontrar a un hombre que me ame, el problema real es encontrar un hombre que yo ame.
Han pasado los años y he tenido algunas relaciones, unas mejores que otras y no puedo negar que sí estuve enamorada de uno de ellos, pero el problema siempre es el mismo, no me termina de fascinar, no me cautiva.
Otro de los problemas es que los hombres piensen que las mujeres nos enamoramos en 2 días y eso, no pasa ni aquí ni en China.

No me preocupa enamorar a alguien, eso es fácil, me preocupa que nadie logre enamorarme a mí; no sólo conozco lo que soy; justo en esta etapa de mi vida ya no dudo de lo que hago o pienso, me he tomado el tiempo suficiente para descubrir quién soy y qué es lo que quiero.

Necesito a alguien que esté seguro de sí mismo y de lo que quiere para su vida y no sólo eso, que vaya por eso.
Un hombre que sepa quién es y cuánto vale sin ser engreído y presumido, alguien a quien no le importe estar al lado de una mujer más fuerte que él.

No me preocupan mis ideas ni lo que creo, me preocupan tus ideas.
Sé quién soy y qué es lo que quiero; conozco mis valores e ideales, tengo pasiones e ideas que no cambiarán.
No busco a alguien que sea como yo, qué flojera, quiero a alguien a quien respetar y admirar, alguien de quien pueda aprender.

No me preocupa mi pasado, me preocupa lo que tú llevas arrastrando.
Tengo mis cosas bajo control, traigo cosas conmigo, como todos pero puedo llevarlas sin problema. No me niego a aceptar que mi pasado está ahí. No necesito a un hombre que no pueda aceptar lo que trae cargando, quiero a alguien que las asuma y reconozca lo que aprendió.

No me preocupa estar sola, lo que de verdad me preocupa es estar con la persona equivocada. Claro que puedo estar  sola, de hecho es algo que me gusta.
No comenzaré a salir con alguien sólo por llenar un vacío, como esas personas que no saben lo que quieren y se quedan con lo que les llega primero; decidí que no estaría con alguien más hasta encontrar a alguien que de verdad me fascine.

No estaré con un hombre sólo porque es mejor eso que nada; necesito saber que lo que voy a empezar será tan bueno y auténtico como la relación conmigo misma”.

Kok - Uhga




Suscribo.
Y añado que, hay gente muy pesada, que no consigue entender que la vida sin pareja es igualmente plena, que no soy infeliz, ni siento que me falte nada, que si Alejandro Sanz se divorcia y viene a buscarme, no iba yo a decir que no, pero que lo veo un poquito difícil.
Que no es un escudo, ni una pose para parecer fuerte, que no me siento sola, ni echo nada de menos, que estoy genial.
Que el hecho de que un día esté un poco cansada, no significa que lo esté todos los días, que si un día me abruma la rutina, no significa que no sea capaz de seguir, que si alguna vez me siento un poco superada, no significa que sea débil, ni que necesite ningún tipo de terapia.
Que sí, que a veces puedo necesitar un abrazo, y puedo sentirme un poco sola o puede que,  inconmesurablemente sola, pero eso  no significa que me vaya a lanzar a los brazos del primer sapo que aparezca, que estoy bien, que por una vez que digo que siento que no doy para más, hay mil  que no digo nada y puedo con todo.
Que si publico en una red social una frase o una canción, significa sólo que la recordé o que la leí y me gustó, no que ande muriendo de amor (ni de deseo) por nadie, NADIE.
Que ya no me pueden los apegos, que no echo en falta a quien se ausenta, que no persigo a quien se va, que no me pierdo en un recuerdo, que veo pelis románticas porque me da la gana,  y no porque espere que me vaya a pasar algo ni remotamente parecido.
Que no necesito a nadie que me arregle la cerradura o el lavabo que gotea, que lo hago yo, y si no llamo a un fontanero o a un cerrajero, que puedo ser feliz, de hecho lo soy, no me deis más el coñazo, ¡leches!.
Por cierto, ¡buen lunes!
Y esta canción no significa nada, NADA.