viernes, 12 de abril de 2019

La primavera no me altera, me alteran los idiotas.









Dicen que la primavera, la sangre altera, pues a mi, que vivo en un peremne estado de alteración, más que alterarme, me da una paliza, me revolea por los suelos y me deja sentada al borde de la cama mirando al infinito, preguntándome que hice mal en otra vida para tener que madrugar en esta (el día que no estoy obligada a hacerlo, no consigo dormir más allá de las ocho y  media) y llorando como la zarzamora, (una que es de naturaleza  intensita) por las esquinas, porque me cansa respirar.









via GIPHY

Pero como todo en la vida  es suceptible de empeorar,  o de mejorar, según se mire, no se me ocurre otra cosa, para dar la bienvenida al buen tiempo (o no tanto), que meterme en cambiar el color de las paredes. Así que, ahora mismo,  mi casa (y aún no hemos empezado) está declarada como zona castastrófica, me estresa pensar que voy a vivir unos días en la mitad del caos absoluto, como si no tuviera bastante con el caos que es ya mi cabeza (ella solita), pero visualizo un resultado elagante, fresco y acogedor y se me pasa.



Por otra parte, vivo rodeada de idiotas, me van brotando tontos al lao y  consecuentemente, me voy brotando (yo misma en mi mismidad), en un estado de hostilidad con el mundo, pero como soy zen, pienso en los pajaritos y no agredo (ni verbalmente) a nadie, aunque a más de uno le iba a venir bien una guantá a mano abierta.
No voy a necesitar ver pasos de Semana Santa, porque ya llevo la penitencia incorporada, así que, mi parte de recogimiento (en casa to el día) está ya salvada, me falta la de la oración (que fijo que termino o rezando o blasfemando).
Ya os contaré si sobrevivo al caos, a los tontos,  al olor a pintura y al perfeccionismo desesperante (para mí, que soy más de hacerlo todo deprisa-deprisa) de special person.


7 comentarios:

  1. Pues suerte con la pintura, actividad de la que, se haga en primavera o no, hay gente que no ha sobrevivido...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Es un problema de grandes dimensiones, cada vez hay más idiotas, yo diría que son mayoría, la prueba está en que no puedes contar chistes sobre casi nada, siempre hay una minoría que se ofende, pero si cuentas chistes sobre gilipollas no se ofende nadie. Paciencia y piensa que un arrebato también puede poner las cosas en su sitio. Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Bueno Alicia piensa que cuando hayas terminado de pintar tu casa ....estarás la mar de contenta de ver como ha quedado y allá quedará esos días un poco alborotados ..si hay mucho idiota de por medio abre la ventana pega cuatro gritos y luego enseña dientes ajjajajaj ..venga mujer animo que ya queda menos .
    Un fuerte abrazo .

    ResponderEliminar
  4. Qué te queden divinas esas paredes. A mí me encanta pintar. Me resulta muy relajante.
    Besos.

    ResponderEliminar

Comentando que no criticando.